Uncategorized

El Consejo Directivo del CNL postuló a Su Santidad el Papa Francisco como candidato para recibir el Reconocimiento Principal al Liderazgo Inspirador Ecológico

En el marco del “Premio Mundial Ciudadanía Verde”.

“Durante la celebración de este importante evento, se otorgará el Premio Mundial de Ciudadanía Verde 2015. 

Como es de vuestro conocimiento, el Consejo Directivo del CNL postuló a Su Santidad el Papa Francisco como candidato para recibir este galardón.
 
Con profunda alegría, comunicamos que el Sumo Pontífice recibirá el RECONOCIMIENTO PRINCIPAL AL LIDERAZGO INSPIRADOR ECOLÓGICO en el marco del Premio Mundial de Ciudadanía Verde.
 
En el desarrollo del Congreso Mundial, me corresponderá dictar una conferencia de la Carta Encíclica Laudato Sí sobre el cuidado de la casa común, en representación del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela.
 
Agradeciendo de antemano la atención que dispensen a la presente, reciban las seguridades de mi alta estima y consideración”.
 
Dra. María Elena Febres-Cordero B.
Presidente
Imágenes integradas 1
 
*Señores:*
*CONSEJO NACIONAL DE LAICOS DE VENEZUELA*
Distinguidos  señores:*La Green Citizen Foundation y la Fundación Ambiental Internacional Vida Verde (FUNVIVE),* conjuntamente con otras Organizaciones Nacionales e Internacionales, tienen el inmenso honor de comunicarle que el honorable* Papa Francisco *de  nombre secular* Jorge Mario Bergoglio*, ha sido galardonado con el *RECONOCIMIENTO PRINCIPAL AL LIDERAZGO INSPIRADOR ECOLÓGICO, *en el marco del* PREMIO MUNDIAL DE CIUDADANÍA VERDE 2015.*

Doctor

MANUEL DÍAZ

Presidente del Comité Organizador

PREMIO MUNDIAL DE CIUDADANÍA VERDE 2015

Valencia, Carabobo

Postulación que enviara el Consejo Nacional de Laicos del Santo Padre Francisco al Premio Mundial de Ciudadanía Verde del presente año.

 Caracas, 29 de Julio de 2015

Respetado Dr. Díaz:

La Directiva del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, en su reunión ordinaria del 29 de Julio del 2015, aprobó por unanimidad, la postulación de SS Papa Francisco al Premio Mundial de Ciudadanía Verde 2015.

Los miembros del Consejo Directivo analizaron los requisitos y características de dicho Premio, a los fines de fundamentar la postulación del Papa Francisco, en el marco del Congreso Mundial de Ciudadanía Verde.

En este orden de ideas, consideramos que el Papa Francisco tiene los méritos suficientes para recibir tan importante galardón, que se otorga por primera vez en el campo de la gestión ambiental mundial, desde la concepción de Ciudadanía Ambiental. A continuación,  nos permitimos presentar los criterios, a partir de los cuales se sustenta dicha postulación:

  1. El pasado 18 de junio del presente año, Su Santidad Papa Francisco publicó la Carta Encíclica LAUDATO SI sobre el cuidado de la casa común, haciendo entrega a la humanidad, a los hombres de buena voluntad, de un documento que pasará a la historia como la primera Encíclica del Magisterio de la Iglesia Católica, que analiza la crisis socioambiental que enfrenta la sociedad contemporánea.
  2. Esta Encíclica es un punto de encuentro para todas las religiones del mundo, pues expresa y comparte con la humanidad, el compromiso y responsabilidad de las generaciones presentes y futuras con el cuidado de la casa común. Es una advertencia, y a la vez, un documento orientador para los diferentes actores de la sociedad civil mundial.
  3. El Papa Francisco coloca en la agenda internacional, el análisis y discusión de la crisis socioambiental que enfrenta el planeta, estableciendo con magistral pedagogía, las concepciones de la ecología integral,  desarrollo sustentable, nuevo desarrollo cultural de la humanidad, solidaridad intergeneracional, ecología de la cotidianidad, educación ambiental y espiritualidad ecológica.
  4. Laudato SI se convierte en un documento de impacto para toda la sociedad, pues además de abordar la raíz de la crisis socioambiental, propone  alternativas y estrategias para mejorar la calidad de vida, desde las dimensiones ética, social, política, ecológica, institucional, cultural y espiritual.
  5. Laudato SI es un documento de gran valor científico, técnico y espiritual que aborda con absoluta maestría los campos relacionados con las líneas de orientación y acción en materia de política internacional, relación entre política y economía, emergencia de nuevas políticas nacionales y locales, y el diálogo entre las religiones con las ciencias.

Aprovechamos la oportunidad para reconocer la gestión que adelanta con su equipo en el marco de la organización del Congreso Mundial, augurándoles el mayor de los éxitos.

Reciba las seguridades de mi alta estima y consideración.

Por la Directiva del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela

DRA. MARÍA ELENA FEBRES CORDERO B.

Presidenta

Estándar
Uncategorized

Circular del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela sobre la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

    Miembros de los Consejos Arquidiocesanos y Diocesanos de Laicos Miembros de los    Movimientos e Instituciones Eclesiales Miembros del laicado venezolano en general

                                                               CIRCULAR N°01-2015

Estimados amigos, nos dirigimos a ustedes como Directiva del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela (CNL) para animarlos a sumarse activamente en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación instaurada por Su Santidad Papa Francisco. Dicho evento debe celebrarse los días 01 de septiembre de cada año, constituyendo una oportunidad de participar conjuntamente sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos. El Papa Francisco en reiteradas oportunidades ha enfatizado que la crisis ecológica llama a los cristianos “a una profunda conversión espiritual” y “ecológica”, subrayando que la protección del planeta “no es algo opcional ni un aspecto secundario de la experiencia cristiana”. Por ello, con esta Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que se celebrará anualmente, el Papa pretende que los creyentes podamos “renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación”, dar gracias a Dios “por su maravillosa obra”, invocar su ayuda para la protección del planeta y pedir su “misericordia por los pecados cometidos contra el mundo”. Es importante señalar que esta jornada coincidirá con la instituida por la Iglesia Ortodoxa, un hecho que, según el Pontífice, permitirá testimoniar la “creciente comunión” entre ambas Iglesias. “Vivimos en un tiempo en el que todos los cristianos afrontamos idénticos e importantes desafíos, y a los que debemos dar respuestas comunes si queremos ser más creíbles y eficaces”, apunta. Invocamos la intercesión “de la Madre de Dios, en su advocación de la Virgen de Coromoto, cuya aparición celebraremos muy pronto y de San Francisco de Asís, cuyo Cántico de las Criaturas mueve a tantos hombres y mujeres de buena voluntad a vivir alabando al Creador y respetando la creación”. Caracas, 31 de agosto de 2015 .

Dra. María Elena Febres-Cordero Presidente

Econ. Manuel Ignacio Arcaya 1er Vicepresidente

Arellis Mejias A. 2da Vicepresidente

jornada mundial de oracion

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana

Consejo Nacional de Laicos de Venezuela al Papa Francisco: Solicite a Maduro “liberación de presos políticos y una fecha para las elecciones”

logo cnl completo

Los católicos organizados de Venezuela han enviado al Papa una correspondencia – en ocasión de la reciente celebración de su Asamblea Anual (29 al 31 de mayo)-  donde  presentan la situación venezolana y sus urgencias además de solicitar al Pontífice considerar puntos específicos, en su agenda con el presidente Maduro, decisivos para aflojar nudos gordianos y “contribuir grandemente a la distención del grave enfrentamiento político en Venezuela”. A continuación, el texto completo de la carta.

“Su Santidad, urge aplicar los procedimientos institucionales, legales, administrativos y morales para el rescate de la democracia, el respeto a los derechos humanos, la imparcialidad y la justicia, la verdad y  la libertad en todos los ámbitos y niveles del país. En tal sentido, podría Usted contribuir grandemente a la distención del grave enfrentamiento político en Venezuela, solicitando al Señor Presidente, la liberación de los presos políticos, así como el establecimiento de una fecha para las elecciones legislativas, despejando  las dudas crecientes que existen sobre su celebración”.

Su Santidad

Papa Francisco

Sumo Pontífice

Ciudad del Vaticano

Roma

 

De nuestra consideración,

 

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela es un organismo de representación, coordinación y servicio que, basado en el principio de comunión, sirve de plataforma para animar e impulsar la participación activa y el rol protagónico del laico en la misión evangelizadora de la Iglesia en Venezuela, para promover la formación integral, el encuentro de los laicos de nuestro país, a los fines de vivir los valores humano-cristianos del Evangelio en los distintos sectores de la sociedad.

 

Del 29 al 31 de mayo pasado, celebramos la Asamblea Anual del CNL, en la Ciudad de Caracas, teniendo como tema: Dimensión social y política del Evangelio. Esta convocatoria reunió a un grupo significativo de laicos del país, para analizar y discutir los enfoques, criterios, principios y propuestas que, basados en la Doctrina Social de la Iglesia, permitieron abordar la realidad del país, evaluar la situación que vivimos desde las perspectivas social y política, con el objetivo de juzgar desde los principios y valores del Evangelio, la acción del laico frente a la grave situación económica, social, educativa, política y ética que enfrenta la sociedad venezolana. Unido a ello, revisamos el papel de la cultura, la universidad, los medios de comunicación y la familia, entre otros, temas que Usted ha abordado desde su Pontificado, enviando al mundo un claro y potente mensaje. En síntesis, preocupados por el bien de los venezolanos asumimos el método del ver, juzgar y actuar.

 

En el mes de enero de este año 2015, la Conferencia Episcopal Venezolana,  puso en manos de los diferentes sectores del país, la Exhortación Pastoral: Renovación Ética y Espiritual frente a la Crisis. De esta importante Exhortación, tomamos del numeral 19, la siguiente afirmación: La grave crisis que confrontamos en Venezuela revela una situación aún más profunda: Una crisis moral, de valores, actitudes, motivaciones y conductas, que es preciso corregir… Estamos convencidos de que es posible una Patria en la que impere la democracia, con instituciones eficaces y saludables, donde cada persona y la sociedad entera puedan desarrollar sus iniciativas, superarse y comprometerse con la promoción del bien común.

 

En este orden de ideas, tomando como punto de partida la referida situación de nuestro país, el sentir de la mayoría de los venezolanos, las reflexiones y aportes de la Asamblea Anual que acabamos de celebrar, nos permitimos manifestarle como miembros de la Iglesia y ciudadanos con compromiso cristiano y cívico, nuestra profunda preocupación por el autoritarismo, desabastecimiento y escasez, la persecución política, corrupción, acusaciones de narcotráfico, inseguridad, violencia, entre otros asuntos de la vida pública,  y a la vez solicitarle sus buenos oficios, en la vía de propiciar los canales de diálogo y de toma de decisiones del Gobierno Nacional y sus Autoridades para que asuman su responsabilidad en desarrollar y aplicar los correctivos necesarios para solucionar los problemas que enfrentamos los venezolanos, día a día.

 

Su Santidad, urge aplicar los procedimientos institucionales, legales, administrativos y morales para el rescate de la democracia, el respeto a los derechos humanos, la imparcialidad y la justicia, la verdad y  la libertad en todos los ámbitos y niveles del país. En tal sentido, podría Usted contribuir grandemente a la distención del grave enfrentamiento político en Venezuela, solicitando al Señor Presidente, la liberación de los presos políticos, así como el establecimiento de una fecha para las elecciones legislativas, despejando  las dudas crecientes que existen sobre su celebración.

 

El domingo 31, a las 7 de la mañana, S. E. Monseñor Aldo Giordano, Nuncio Apostólico, celebró la Santa Misa en el marco de la Asamblea Anual, festividad de la Santísima Trinidad. Reunidos en oración ante el Altar, recibimos el mensaje del Nuncio Apostólico y la Bendición que, a través de su persona, nos envió desde el Vaticano.

 

Como nueva Junta Directiva del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela para el período 2015-2018, reciba nuestro gran afecto y consideración, dispuestos a responder y trabajar en los campos y retos que se le plantean a la Iglesia en Venezuela. Asimismo, le pedimos Su paternal bendición, en la seguridad de que oramos por nuestra querida Patria, pidiendo al Señor sus bendiciones, y la maternal protección de la Virgen de Coromoto Patrona de Venezuela, a quien pedimos, de manera especial, por su Pontificado.

 

 

Atentamente,

 

 Por la Directiva Consejo Nacional de Laicos 2015-2018

 

 

    María Elena Febres-Cordero                                   Manuel Ignacio Arcaya                   

                  Presidente                                                             Primer Vicepresidente         

 

 

 

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, CAMPAÑA "UN MILLÓN DE NIÑOS REZANDO EL ROSARIO POR LA UNIÓN Y LA PAZ", Familia, familia cristiana, fe, Papa Francisco

UN MILLÓN DE NIÑOS REZANDO EL ROSARIO POR LA UNIÓN Y LA PAZ 2014

¡Que alegría poder poner a sus disposición el material 2.014 de la jornada de oración UN MILLÓN DE NIÑOS REZANDO EL ROSARIO POR LA UNIÓN Y LA PAZ! programa que pertenece al Consejo Nacional de Laicos de Venezuela.
Un Millón de Niños Rezando el Rosario por la Unión y la paz 2014

Este material está conformado por un afiche promocional y un desplegable que contiene: los misterios del rosario a meditar este año, con frases del Papa Francisco, Un instructivo para aprender a rezar el rosario y un juego basado en valores.
La frase del Papa Francisco que ilumina nuestra jornada de oración es “Llevemos a Dios el mundo y el mundo a Dios”.
Te invitamos a unirte desde ya a esta jornada que se realizará en los colegios el 18 de octubre del presente año.
El 19 en las parroquias y el 20 en familia
DESPLEGABLE CARA 1umn 2014

DESPLEGABLE CARA 2umn 2014

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Buenas Lecturas que Valen la Pena, catolicos en el mundo, Familia, familia cristiana, Papa Francisco

La familia se funda en el matrimonio para siempre, dice el Papa

Buen Matrimonio

VATICANO, 25 Oct. 13 / 10:29 am (ACI/EWTN Noticias).- Al recibir esta mañana a los participantes de la 21º Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, el Papa Francisco explicó que la familia se funda en el matrimonio para siempre y es el ámbito natural de la vida humana en donde las personas aprenden a amar.

En su discurso, el Santo Padre dijo que “la familia se funda en el matrimonio. A través de un acto de amor libre y fiel, los esposos cristianos atestiguan que el matrimonio, en cuanto sacramento, es la base en la que se funda la familia y hace más sólida la unión de los cónyuges y su entrega recíproca. El amor conyugal y familiar también revela claramente la vocación de la persona de amar de forma única y para siempre y de que las pruebas, los sacrificios y las crisis de la pareja, como de la misma familia, representan pasajes para crecer en el bien en la verdad y la belleza”.

Todo esto, dijo el Papa, “es una experiencia de fe en Dios y de confianza recíproca, de libertad profunda, de santidad, porque la santidad presupone entregarse con fidelidad y sacrificio todos los días de la vida”.
Consejo Nacional de Laicos de Venezuela
”La familia es una comunidad de vida que tiene una consistencia autónoma…No es la suma de las personas que la constituyen, sino una comunidad de personas”, indicó Francisco, citando las palabras del Beato Juan Pablo II en la exhortación apostólica “Familiaris consortio”- al recibir esta mañana a los participantes en la XXI asamblea plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, en curso estos días en Roma.

La familia,ha proseguido el Pontífice, es “el lugar donde se aprende a amar; el centro natural de la vida humana…Cada uno de nosotros construye su personalidad en la familia… allí se aprende el arte del diálogo y de la comunicación interpersonal”. Por eso “la comunidad-familia debe reconocerse como tal, todavía más en el día de hoy, cuando predomina la tutela de los derechos individuales”.

El Santo Padre ha subrayado, a continuación, dos fases de la vida familiar: la infancia y la vejez, recordando que “ los niños y los ancianos son los dos polos de la vida y también los más vulnerables y, a menudo, los más olvidados. Una sociedad que abandona a los niños y margina a los ancianos arranca sus raíces y ensombrece su futuro”.

“Cada vez que se abandona a un niño y se deja de lado a un anciano, no sólo se comete una injusticia, sino que se sanciona el fracaso de esa sociedad. Prestar atención a los pequeños y a los ancianos denota civilización”.

En ese sentido el Papa ha reconocido que se alegra de que el Pontificio Consejo haya acuñado una imagen nueva de la familia que representa la escena de la Presentación de Jesús en el templo, con María y José que llevan al Niño, para cumplir la Ley, y los dos ancianos, Simeón y Ana que, movidos por el Espíritu Santo, lo acogen como el Salvador y cuyo lema es: “De generación en generación se extiende su misericordia”.

“La ‘buena nueva’ de la familia es una parte muy importante de la evangelización, que los cristianos pueden comunicar a todos con el testimonio de sus vidas: ya lo hacen, es evidente en las sociedades secularizadas”.

“Propongamos por tanto a todos, con respeto y valentía, la belleza del matrimonio y de la familia iluminados por el Evangelio. Y por eso nos acercamos con atención y afecto a las familias que atraviesan por dificultades, a las que se ven obligadas a dejar su tierra, que están divididas, que no tienen casa ni trabajo, o que sufren por tantos motivos; a los cónyuges en crisis y a los que están separados. Queremos estar cerca de todos”.

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Benedicto XVI, Buenas Lecturas que Valen la Pena, fe, laicos, Papa Francisco

Una Encíclica Escrita a Cuatro Manos

Lumen Fidei

De Benedicto XVI, a Francisco

El documento de mayor relevancia que quedará en la Historia como contribución del Año de la fe será la encíclica Lumen fidei (La luz de la fe), escrita, por primera vez en la Historia, a cuatro manos, por un Papa emérito y el Papa reinante. Firmada el 29 de junio, fiesta de los Santos Pedro y Pablo, primeros testigos de la fe en Roma, la encíclica ha tenido una curiosa historia. Según ha revelado el arzobispo Rino Fisichella, Benedicto XVI había recibido muchas peticiones, al anunciar el Año de la fe, para que dedicara un tercer documento a la primera virtud teologal, después de haber escrito dos encíclicas sobre las otras dos: la caridad (Deus caritas est) y la esperanza (Spe salvi). En un primer momento, el Papa no estaba convencido de tener que someterse a este ulterior esfuerzo. Pero la insistencia de tantas personas venció, y Benedicto XVI tomó papel y pluma para escribir una nueva encíclica.

Papa Francisco y la Encíclica Lumen Fidei

Ahora bien, la preparación de todo lo necesario para su renuncia le quitó el tiempo necesario para pulir la carta y publicarla, de manera que la elección del Papa Francisco llegó con un documento casi terminado. Fue así como el nuevo Papa propuso a su predecesor publicar la encíclica, añadiéndole su toque personal, de manera que se convirtiera en un documento simbólico del magisterio pontificio.

En el número 5 de la encíclica, el Papa habla del Año de la fe y explica que se trata de «un tiempo de gracia que nos está ayudando a sentir la gran alegría de creer, a reavivar la percepción de la amplitud de horizontes que la fe nos desvela, para confesarla en su unidad e integridad, fieles a la memoria del Señor, sostenidos por su presencia y por la acción del Espíritu Santo. La convicción de una fe que hace grande y plena la vida, centrada en Cristo y en la fuerza de su gracia, animaba la misión de los primeros cristianos». Ahora, el Sucesor de Pedro quiere que los apóstoles del siglo XXI sientan el mismo ánimo.

¿DESEAS LEER LA ENCÍCLICA? Te sugerimos visitar la dirección: http://www.vatican.va/holy_father/francesco/encyclicals/documents/papa-francesco_20130629_enciclica-lumen-fidei_sp.html

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Benedicto XVI, Buenas Lecturas que Valen la Pena, catolicos en el mundo, fe, Papa Francisco, Uncategorized

El Año de la fe entra en su recta final.Un tiempo de gracia para redescubrir la alegría de creer. Son trece meses que marcarán la historia de la Iglesia, con un nuevo impulso a la evangelización, y serán recordados por la inesperada renuncia de Benedicto XVI y la elección del Papa Francisco

Año de la fe Consejo Nacional de Laicos de Venezuela

Faltan sólo tres meses para la clausura del Año de la fe, el hilo conductor que ha unido el final de pontificado de Benedicto XVI y el inicio del ministerio, como obispo de Roma, del Papa Francisco. Cuando el Papa Joseph Ratzinger inauguraba, el 11 de octubre pasado, esta iniciativa, la más original y distintiva de su pontificado, era imposible imaginar que el Año sería clausurado el 24 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey del Universo, por su sucesor, el primer Papa hispanoamericano de la Historia, y estando el Papa emérito en vida. Hoy sabemos que, cuando el Papa alemán inauguraba el Año de la fe, ya había tomado, con plena discreción, la decisión de presentar la renuncia durante este tiempo, pues, como ha revelado el mismo diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, fue una decisión que maduró tras el viaje que realizó a México y Cuba, a finales de marzo de 2012.

Consejo Nacional de Laicos de Venezuela/  Benedicto XVI

Una respuesta del cielo

Benedicto XVI llevaba años pensando en cómo afrontar lo que considera la crisis más profunda que viven las sociedades contemporáneas: la crisis de la fe. La Iglesia vivía dos aniversarios históricos: el quincuagésimo aniversario del Concilio Vaticano II, cumbre de los obispos de todo el mundo que renovó la vida de la Iglesia, y la publicación, por parte de Juan Pablo II, del Catecismo de la Iglesia católica, que finalmente ofrecía una panorámica sintética pero autorizada de la fe de la Iglesia. Fue así como abrazó la idea de convocar este año culminante de su apostolado como obispo de Roma, complementado por el Sínodo de los Obispos que convocó, el mes de octubre, para afrontar el desafío de la nueva evangelización.

La decisión más importante de renovación en la Curia romana durante el pontificado de Benedicto XVI estuvo también orientada a este objetivo: la creación de un nuevo ministerio vaticano, más precisamente, un Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, que tiene por objetivo alentar el empuje evangelizador de la Iglesia, particularmente en los países en donde, tras siglos de cristianismo, el Evangelio parece quedar olvidado o arrinconado en una estantería de biblioteca. Por este motivo asignó a este nuevo organismo vaticano, presidido por el arzobispo italiano Rino Fisichella, la tarea de coordinar las celebraciones y eventos del Año de la fe.

Hitos del Año de la fe

Si los Años Santos o Jubileos que celebra la Iglesia se pudieran evaluar por números, el Año de la fe ya empieza a entrar en los records. En el momento en el que usted está leyendo estas líneas, casi seis millones de personas ya habrán peregrinado a Roma, es decir, más de la mitad del número total de turistas que recibe al año la Ciudad Eterna han visitado la tumba de san Pedro para responder a esta invitación del Papa anterior y del actual. De hecho, cuando la peregrinación tiene lugar en grupo, el primer acto que suelen realizar los peregrinos, nada más llegar a Roma, es una procesión desde el Obelisco de la Plaza de San Pedro hasta la tumba del apóstol, en la basílica vaticana, donde se reza el Credo.

El Año de la fe comenzó con la Santa Misa, presidida por Benedicto XVI, en la basílica vaticana, junto a 80 cardenales, 15 de los Padres conciliares que participaron en el Concilio Vaticano II, 8 Patriarcas de las Iglesias orientales, 191 arzobispos y obispos que se encontraban reunidos en Roma con motivo del Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización, así como otros 104 Presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo.
benedicto-XVI-misa

El Papa presentó entonces el Año de la fe «como una peregrinación a los desiertos del mundo contemporáneo, llevando consigo solamente lo que es esencial: ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni dos túnicas, como dice el Señor a los apóstoles al enviarlos a la misión (Lc 9, 3), sino el Evangelio y la fe de la Iglesia, de los que el Concilio Ecuménico Vaticano II son una luminosa expresión, como lo es también el Catecismo de la Iglesia católica, publicado hace 20 años».

El primer gran evento del Año de la fe tuvo lugar el 21 de octubre, cuando miles de peregrinos de todas las partes del mundo se dieron cita en la Plaza de San Pedro, para ser testigos de la ceremonia de canonización de siete nuevos santos, entre ellos, la española María del Carmen Sallés y Barangueras (1948-1911), fundadora de las religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, así como la primera nativa estadounidense que llegaba a los altares: Kateri Tekakwitha (1656-1680).

Además, como sucede en los Jubileos y Años Santos, Roma también ha vivido en estos meses Jornadas temáticas que han congregado a diferentes categorías de peregrinos. El 28 de abril, se vivió la Jornada de quienes han recibido el sacramento de la Confirmación, que congregó en el Vaticano a unos 70 mil jóvenes. El 5 de mayo, se vivió en Roma la Jornada de las Cofradías, dedicada a poner en valor y a profundizar en la riqueza que aporta la piedad popular, que tanta importancia tiene en países como España.

El 18 de mayo, Vigilia de Pentecostés, en torno al Papa, el Año de la fe reunió a representantes y miembros de las nuevas realidades eclesiales, movimientos y comunidades que han surgido tras el Concilio Vaticano II. Y el 2 de junio, el Papa Francisco presidió una hora de adoración a Jesús Eucaristía, a la que se unieron diócesis y parroquias de todo el mundo, desde sus lugares de origen, en un acto sin precedentes, al que fueron convocados los católicos de todo el mundo, que sirvió para mostrar, en silencio, cómo Cristo Jesús es el único auténtico protagonista del Año de la fe.

El 16 de junio fue la Jornada Evangelium vitae, dedicada a los movimientos, asociaciones y organizaciones dedicadas a defender la vida humana. El 7 de julio, el Papa convocó a decenas de miles de seminaristas, novicias y novicios de todo el mundo en la Jornada que se les dedicó con motivo del Año. Las religiosas y religiosos de los cinco continentes habían vivido su día el 2 de febrero.

En realidad, la Jornada más multitudinaria e importante del Año de la fe ha sido, obviamente, la Jornada Mundial de la Juventud, que congregó a más de tres millones y medio de personas en Río de Janeiro, el 28 de julio, en lo que supuso el acto que más personas ha atraído en una ciudad en toda la historia de Brasil.

El Año de la fe en el mundo

Pero el Año de la fe se caracteriza no sólo por los grandes acontecimientos de Roma, sino, sobre todo, por la serie de actividades que ha desencadenado en las Conferencias Episcopales, diócesis, parroquias y comunidades de todo el mundo. El Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización ha creado un calendario unificado de estos encuentros, que van desde actos de profesión pública de la fe, hasta grandes exposiciones de arte en que la belleza hace la fe más accesible.

En cada diócesis, se está preparando ahora la solemne conclusión del Año de la fe, el próximo mes de noviembre, con un encuentro público para «confesar la fe en el Señor resucitado en nuestras catedrales e iglesias de todo el mundo», según ha sugerido la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede. En particular, muchas parroquias del mundo han organizado misiones populares, o iniciativas en los lugares de trabajo para ayudar a redescubrir el don de la fe que otorga el Bautismo, y la responsabilidad de dar testimonio que el mismo Sacramento implica.

De Benedicto XVI, a Francisco

Papa Emérito Benedicto XVI y el actual Pontífice  Papa Francisco

El documento de mayor relevancia que quedará en la Historia como contribución del Año de la fe será la encíclica Lumen fidei (La luz de la fe), escrita, por primera vez en la Historia, a cuatro manos, por un Papa emérito y el Papa reinante. Firmada el 29 de junio, fiesta de los Santos Pedro y Pablo, primeros testigos de la fe en Roma, la encíclica ha tenido una curiosa historia. Según ha revelado el arzobispo Rino Fisichella, Benedicto XVI había recibido muchas peticiones, al anunciar el Año de la fe, para que dedicara un tercer documento a la primera virtud teologal, después de haber escrito dos encíclicas sobre las otras dos: la caridad (Deus caritas est) y la esperanza (Spe salvi). En un primer momento, el Papa no estaba convencido de tener que someterse a este ulterior esfuerzo. Pero la insistencia de tantas personas venció, y Benedicto XVI tomó papel y pluma para escribir una nueva encíclica.

Ahora bien, la preparación de todo lo necesario para su renuncia le quitó el tiempo necesario para pulir la carta y publicarla, de manera que la elección del Papa Francisco llegó con un documento casi terminado. Fue así como el nuevo Papa propuso a su predecesor publicar la encíclica, añadiéndole su toque personal, de manera que se convirtiera en un documento simbólico del magisterio pontificio.

En el número 5 de la encíclica, el Papa habla del Año de la fe y explica que se trata de «un tiempo de gracia que nos está ayudando a sentir la gran alegría de creer, a reavivar la percepción de la amplitud de horizontes que la fe nos desvela, para confesarla en su unidad e integridad, fieles a la memoria del Señor, sostenidos por su presencia y por la acción del Espíritu Santo. La convicción de una fe que hace grande y plena la vida, centrada en Cristo y en la fuerza de su gracia, animaba la misión de los primeros cristianos». Ahora, el Sucesor de Pedro quiere que los apóstoles del siglo XXI sientan el mismo ánimo.

Jesús Colina / Roma /A.y O. Sep. 2013

Estándar