ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, catolicos en el mundo, Cónclave 2.013, fe

¿Por qué el nuevo Papa se llama Francisco I?

16 de marzo, 2013. (Romereports.com) “¡Cómo querría una Iglesia pobre y para los pobres!”. El Papa Francisco no dejó lugar a dudas sobre cuáles serán las prioridades del pontificado del primer Papa latinoamericano de la Iglesia Católica.
En su discurso ante más de 5.000 periodistas en el Aula Pablo VI, el Papa Francisco explicó también cómo la necesidad de centrarse en los más necesitados influyó en la elección de su nombre.
PAPA FRANCISCO
“Durante las votaciones, yo tenía a mi lado al arzobispo emérito de Sao Paulo y prefecto emérito de la Congregación para el Clero, el cardenal Claudio Hummes, un gran amigo. Cuando la cosa se puso un poco peligrosa, él me consolaba. Y cuando los votos han llegado a los dos tercios, se produce el aplauso previsto porque ha sido elegido el Papa y él me abrazó, me besó y me dijo:“No te olvides de los pobres”, y esa palabra me ha entrado aquí: ¡Los pobre, los pobres! Y justo después he pensado en Francisco de Asís”.
Aunque tenía el discurso escrito, con frecuencia improvisó e hizo varias bromas. Por ejemplo contó como un cardenal le había sugerido que tomara el nombre de Clemente XV para ‘vengar’ al Papa Clemente XIV que suprimió la orden de los jesuitas. Los miles de periodistas rompieron a reír entre aplausos.
 San Francisco de Asís
Aprovechó su intervención, relativamente breve,  para destacar el papel de los medios de comunicación. Explico que comparten la misión de la Iglesia de difundir la verdad, la belleza y la bondad.
Tras el discurso, saludó a los miembros del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, y a algunos periodistas. El director de la página web del Vaticano le dio un iPad, para que pueda seguir la estela de Benedicto XVI usando las nuevas tecnologías para llegar a más gente.
Al terminar la audiencia, pronunció sus primeras palabras en español, dando una bendición para los creyentes y no creyentes.
PAPA FRANCISCO 
“Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia Católica, otros no son creyentes. De corazón doy esta bendición en silencio a cada uno de ustedes, respetando la conciencia de cada uno, pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios. ¡Qué Dios os bendiga!”

 

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Benedicto XVI, catolicos en el mundo, Cónclave 2.013, familia cristiana, fe

El nuevo Papa S.S. Francisco I.. de Latinoamérica para la iglesia universal

A las 19.06 del miércoles 13 de marzo, la chimenea de la Capilla Sixtina exhaló el esperado humo blanco anunciando que el nuevo Sucesor de Pedro ha sido elegido por los cardenales.
A las 20.12 el cardenal protodiacono Jean Louis Tauran apareció en la ventana del aula de las bendiciones del santuario de san Pedro, frente a la multitud aglomerada de peregrinos que esperaban desde temprano, con ansia de conocer y abrazar al nuevo Papa. Con la célebre formula “Habemus Papam” Tauran anunció que el Cardenal Jorge Mario Bergoglio es el nuevo Papa, Obispo de Roma, y que ha elegido para su pontificado el nombre de Francisco I.
 Además de arzobispo de Buenos Aires, Argentina, el Papa Francisco I era ordinario para los fieles de rito oriental residentes en Argentina y para los fieles desprovistos de Ordinario del propio rito en el mismo país. Nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936. Estudió y se diplomó como técnico químico, pero posteriormente eligió el sacerdocio y entró en el seminario de Villa Devoto. El 11 de marzo de 1958 pasó al noviciado de la Compañía de Jesús, cumplió sus estudios de humanidades en Chile y en 1963 regresó a Argentina. Tiene una laurea en filosofía por la facultad de filosofía del Colegio Máximo “San José” de San Miguel.
Entre 1964 y 1965 fue profesor de literatura y de psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvador en Buenos Aires. De 1967 a 1970 estudió teología en la facultad de teología del Colegio Máximo “San José”, de San Miguel, donde consiguió la laurea. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969. Emitió la profesión perpetua en la Compañía de Jesús el 22 de abril de 1973.
Ha sido maestro de novicios de la Compañía de Jesús en San Miguel (1972-1973), profesor en la facultad de teología, consultor de la provincia y rector del Colegio Máximo de los jesuitas. El 31 de julio de 1973 fue elegido provincial en Argentina, encargo que ejerció por seis años.
Entre 1980 y1986 fue rector del Colegio Máximo y decano de la facultad de filosofía y teología del mismo Colegio, además de párroco de la parroquia del Patriarca San José, en la diócesis de San Miguel. En marzo de 1986 se trasladó a Alemania para ultimar su tesis doctoral; después los superiores los destinaron al Colegio del Salvador, de donde pasó a la Iglesia de la Compañía de Jesús en la ciudad de Córdoba, como director espiritual y confesor.
El 20 de mayo de 1992 Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires. El 27 de junio del mismo año recibió la ordenación episcopal en la catedral de Buenos Aires, de manos del Cardenal Antonio Quarracino, del nuncio apostólico Monseñor Ubaldo Calabresi, y del Obispo de Mercedes-Luján, Mons. Emilio Ogñénovich. El 3 de junio de 1997 fue nombrado coadjutor de Buenos Aires y el 28 de febrero de 1998 arzobispo de Buenos Aires, sucediendo al Cardenal Quarracino.
Es autor de libros como “Meditaciones para religiosos” (1982), “Reflexiones sobre la vida apostólica” (1986) y “Reflexiones de esperanza” (1992). En cuanto arzobispo de Buenos Aires era Gran Canciller de la Universidad Católica de Argentina. Fue relator general adjunto a la 10ª Asamblea General del Sínodo de los Obispos de 2001. Desde noviembre de 2005 hasta noviembre de 2001 fue presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Era miembro de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, de la Congregación para el Clero, de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, del Pontificio Consejo para la Familia y de la Pontificia Comisión para América Latina.

 

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Benedicto XVI, catolicos en el mundo, consejo nacional de laicos de venezuela, fe, Jesuscristo, laicos, MUSICA Y VIDEOS, oración, red católica

Curiosidades sobre el Cónclave para elegir al sucesor de su Santidad Benedicto XVI

Cardenales reunidos para el Cónclave

 

Estándar
actualidad venezolana, Uncategorized

Exhortación Pastoral 2.012 de la Conferencia Episcopal Venezolana

Introducción

1. Los Obispos de Venezuela, reunidos en nuestra XCVII Asamblea Plenaria Ordinaria, en la que hemos elegido una nueva Presidencia, hacemos llegar un saludo de Año Nuevo a todos nuestros hermanos en la fe y a todos los ciudadanos, haciendo votos al Señor por su bienestar personal, familiar y social. Invocamos la bendición de Dios sobre nuestro país, a fin de que sea un ámbito de libertad y solidaridad, de fraternidad y paz.

2. Nos dirigimos a todos con la profunda conciencia de la compleja situación ética, política, económica y social que encara nuestro país en este 2012, la cual se enmarca en un escenario mundial de particular gravedad y dramatismo, tal como lo acaba de señalar el Papa Benedicto XVI en su Mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Paz. “Vivimos en un mundo en el que la familia, y también la misma vida, se ven constantemente amenazadas y, a veces destrozadas.” (Benedicto XVI, Mensaje de para la Celebración de la Jornada Mundial de la Paz 2012, no. 2) Dirigimos la presente Exhortación en una actitud de esperanza, virtud cristiana fundamental, y desde un compromiso decidido de cambio y renovación, como corresponde a creyentes en Cristo, Salvador y Liberador. Nos detenemos en algunos puntos de particular sensibilidad en el momento actual.

1 – Reencuentro nacional

3. Cuando se hace el inventario de las necesidades y expectativas del país, destacan como más urgentes la seguridad, el empleo, la vivienda, la salud, la orientación y calidad de la educación, los servicios viales y la capacidad alimentaria. Así mismo destaca la extraordinaria importancia de contar con un Estado de derecho, efectivo y confiable, para la convivencia ciudadana. Sin embargo hay un anhelo que se debe tener como máxima prioridad: la reconciliación de los venezolanos. Este ha sido un tema recurrente en nuestras anteriores exhortaciones.

4. El deseo y la necesidad de reconciliación implican restablecer la convivencia nacional a partir del respeto y aprecio mutuos, el efectivo reconocimiento del pluralismo político-ideológico, cultural y religioso y la correspondiente tolerancia hacia los demás. Esta tolerancia o, mejor, aceptación del “otro”, en la perspectiva del bien común, favorecerá un clima político-social idóneo para el entendimiento mutuo y para superar la agobiante polarización que padecemos. Por tanto, ratificamos la necesidad de un proyecto común compartido, como el que tenemos en la Constitución, y reiteramos nuestro rechazo a la imposición de un determinado proyecto de país que conlleve la exclusión política de quienes no lo acepten o lo adversen, porque tal pretensión atenta contra los derechos garantizados en la Constitución, el verdadero interés nacional y los principios éticos que deben sustentar una sociedad.

5. Trabajar por construir la unidad entre los venezolanos no es tarea fácil. El progreso y el bienestar de este país sólo podrán lograrse con la participación de todos los ciudadanos. Ante las dificultades, por grandes que sean, no debemos desesperar, ni como personas ni como creyentes. Aunque el pasado de Venezuela registra intermitentes rupturas internas, registra también experiencias de acuerdos y períodos de paz. La convivencia democrática, con rango constitucional desde hace un poco más de medio siglo, aunque limitada y defectuosa, como toda obra humana, pertenece también a nuestra historia nacional.

2. Derechos Humanos

6. Para fundamentar el reencuentro y la paz un elemento clave es el respeto, defensa y promoción de los Derechos Humanos. Estos no son una concesión del Estado ni de gobierno alguno, sino que tienen su origen en el plan de Dios, al crear al ser humano como persona a su imagen y semejanza (Gn. 1, 26) llamada a realizarse plenamente en la comunión con los demás. Tales derechos se vulneran por la violencia generalizada, el irrespeto, impunidad o manipulación de la justicia, la utilización de listas discriminatorias, por el empleo sistemático de la mentira y por la actitud de indiferencia y pasividad ante los problemas comunes. Estas actitudes equivalen a una negación de los mismos derechos.

7. Entre los Derechos Humanos sobresale el derecho a la vida de las personas, desde la concepción hasta la muerte natural, de donde emana el compromiso de conciencia que tenemos todos de defender la vida y de generar condiciones y oportunidades de un desarrollo auténticamente humano para todos. Este es el horizonte que debe orientar cualquier proyecto de país.

3. Violencia e inseguridad

8. La seguridad ciudadana constituye un amplio sistema de relaciones entre realidades, entidades, organismos del Estado y ciudadanía organizada. Es una situación de vida, salud, protección y defensa de las personas, que tiene su fundamento en una concepción integral de la vida misma, en la Constitución Nacional, en una política de compromisos con los Derechos Humanos y en un plan global de seguridad.

9. La inseguridad, por el contrario, es un problema pluridimensional que no se resuelve con medidas parciales ni militarización de la sociedad. No basta tampoco la represión sin la prevención, ni el desarme de la población civil manteniendo la impunidad. Hay que ir a las causas del mal, erradicar la pobreza no con dádivas sino con empleo y educación de calidad. Nos unimos al clamor de tantas familias y personas, víctimas de la delincuencia y de la inseguridad, en la solicitud de la aplicación de la Ley para el Desarme y Control de Municiones. Este instrumento legal, entre otros, contribuirá a bajar el índice de delitos y el clima de violencia.

4.- Situación carcelaria

10. La valoración de los Derechos Humanos contrasta con la terrible situación de las cárceles venezolanas. La primera propuesta desde el Evangelio es el reconocimiento de la dignidad de las personas privadas de libertad que son hijos de Dios y hermanos nuestros, aunque hayan cometido delitos. Es necesario profundizar el proceso de humanización de los recintos carcelarios mediante el respeto a la vida, la educación para el trabajo y la transmisión de valores. Apreciamos grandemente la ardua labor, callada pero eficaz, de los Capellanes y del voluntariado penitenciario católico.

11. Consideramos como un aporte necesario, requerido por razones humanitarias y de justicia, el otorgamiento de medidas de gracia a los presos políticos. Por ello, como hemos hecho en tiempos pasados, renovamos esta petición a quienes tienen el poder de decisión en sus manos.

5. Participación y decisión electoral

12. El año que comienza es de particular significación para el país. En efecto, el pueblo se pronunciará electoralmente en diversas oportunidades y, en particular, el próximo octubre decidirá sobre quién será el Presidente de la República en el período constitucional 2013-2019. Este acontecimiento reviste esta vez una importancia especial, habida cuenta de la magnitud de los problemas que están sobre el tapete nacional y los contrapuestos modelos sociales presentados como vías de solución.

13. A la elección de octubre los venezolanos no debemos llegar como bandos enfrentados en guerra. Por eso, tenemos que excluir la idea de un proceso electoral concebido como una batalla que sólo deja vencedores y vencidos irreconciliables. Al contrario, hemos de potenciar la convicción de que se puede y se debe lograr, a través de unas elecciones libres y el comportamiento cívico, una convivencia democrática multicolor en la cual se puedan tejer acuerdos básicos incluyentes y alcanzar colaboraciones en puntos fundamentales para un progreso compartido y sostenible.

14. La decisión electoral de octubre debe asumirse en esta perspectiva humana y cristiana de reconciliación nacional. Por eso, ratificamos nuestro llamado a ejercer de modo consciente, libre y responsable el derecho y deber constitucional de votar. Junto con todo el pueblo exigimos al Consejo Nacional Electoral actuar con total independencia y garantizar las condiciones para que haya equilibrio en la campaña electoral, sin ventajismos que pongan en duda la credibilidad del evento y hacer respetar los resultados. De la misma manera pedimos la presencia de una Observación Internacional respetable y plural.

Nuestro Compromiso

15. Al comienzo de un año tan especial y exigente para el país y la Iglesia, renovamos nuestra fe en Jesucristo el Señor, conscientes de nuestras limitaciones y debilidades, pero confiados en su amor misericordioso, y formulamos nuestro compromiso de servir con particular entrega, junto con todo el Pueblo de Dios, a la causa de la paz y de la unión en este 2012, que reclama un esfuerzo común para el encuentro de todos los venezolanos.

16. Debemos esforzarnos en construir y vivir la comunión fraterna entre los diversos sectores e instancias de la Iglesia, y al mismo tiempo en el país, mediante el seguimiento permanente de su diario acontecer, en todas sus dimensiones, desde una perspectiva pastoral. Invitamos a todos los católicos a unirse en oración e iniciativas para promover la reconciliación nacional, y dar esta orientación a las jornadas, campañas y actividades que realizamos este año. Extendemos esta invitación a los creyentes de las diversas confesiones religiosas y a los hombres y mujeres de buena voluntad.

17. Ponemos en manos de Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, estas intenciones y la nación entera, suplicándole que interceda ante su Hijo Jesucristo por todos los hombres y mujeres de nuestro país.

Caracas, 12 de Enero de 2012

Con un saludo y bendición
Los Arzobispos y Obispos de Venezuela

Estándar