ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, CAMPAÑA "UN MILLÓN DE NIÑOS REZANDO EL ROSARIO POR LA UNIÓN Y LA PAZ", catolicos en el mundo, familia cristiana, fe, laicos

“Un Millón de Niños Rezando el Rosario por la Unión y la Paz” 2.013

Es una jornada de oración  Católica promovida por el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, orientada a incentivar en todas las personas, pero especialmente en los niños, el amor a nuestra Santa Madre la Virgen María, a través del rezo del Santo Rosario ofreciéndolo por la unión y la paz en los corazones de cada uno, en sus familias, en Venezuela y en el mundo entero.

Queremos unir  en el rezo del Santo Rosario a muchos niños y jóvenes; los 18 de octubre de cada año, a las 9 de la mañana, desde las familias, las parroquias y los colegios, para orar por la unión y la paz. Esto lo hemos venido realizando desde el año 2.005 con gran éxito.

Este año los invitamos a participar en “El Tesoro de la Fe… la aventura continúa; que es el tema que proponemos desarrollar con los niños y jóvenes. En esta jornada de oración resaltan los valores de la perseverancia, la voluntad, la paciencia, la humildad y la gratitud, como herramientas valiosas que tiene todo católico para seguir a Jesús; todo esto unido al rezo del Santo Rosario, uno de los grandes tesoros de la iglesia, al igual que la Biblia, el Catecismo y el testimonio de nuestros santos.

Si deseas obtener el material que ofrecemos para la jornada de “Un Millón de Niños Reando el Rosario por la Unión y la Paz”, comunícate con nosotros:

Facebook: Un Millón de Niños Rezando.

Twitter: @umnrezando

Teléfonos (0058) 212 -2647103 / 3930947

HOJA DOMINICAL

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Buenas Lecturas que Valen la Pena, catolicos en el mundo, doctrina social de la iglesia

Un laico que se decidió a hacer algo para cambiar lo que no le gustaba

Anthony, el barbero de 82 años al que no le gustaban los mendigos (e hizo algo por ellos)

Barbero
Todos los miércoles sale al parque de Hartford para ofrecer sus servicios. Se llama Anthony y a sus 82 años se desempeña como barbero. Hasta aquí el hecho podría destacar más por la edad a la que Anthony continúa trabajando que por cualquier otra cosa. Y lo sorprendente es que lo de la edad es bastante secundario.
Antonhy Cymerys acude cada semana al parque de Hartford para cortar gratuitamente el cabello y la barba a los mendigos y personas sin hogar que pasean por las calles. Lleva las máquinas necesarias, usa la batería de su coche para alimentarlas, acomoda las sillas, etc. «No quiero que las personas sin hogar se vean sin hogar», dice Anthony, quien exige como única forma de pago un abrazo.
¿Qué llevó a Anthony a realizar esta labor? Un sermón que escuchó en la iglesia sobre las personas sin techo. Y ahora cada miércoles hay una fila lo suficientemente larga como para percibir que la acción del barbero de Hartford es ampliamente conocida. Y aprovechando que ya hay gente pobre por ahí, una iglesia cercana les provee de alimentos.
Estas pequeñas grandes cosas son las que transforman el mundo: el mundo de las personas que entran en contacto con quienes se han sentido interpelados por Dios en sus vidas. Es la diferencia entre lamentarse por lo mal que está la sociedad y el poner manos a la obra para mejorarla.
Barbero 2
Estándar