Benedicto XVI, liturgia

VESTIMENTA DEL SUMO PONTÍFICE

Mitra: Es la prenda de tela para la cabeza, alta y apuntada que visten los obispos en las grandes solemnidades y en las misas. Hasta el siglo X, era una simple banda de oro con la que los obispos se ceñían la cabeza; ahora es una especie de gorro con dos picos en la parte superior y dos tiras de la misma tela que cuelgan por la espalda. Es un ornamento de honor y una señal de poder.

Báculo: Es el símbolo más antiguo de la autoridad y, en el obispo, proclama al padre, al juez y al pastor.

Casulla: Es la vestidura que se pone el obispo sobre las demás prendas. Consiste en una pieza alargada con una abertura en el centro para pasar la cabeza. Es el símbolo de caridad, que hace dulce y suave el yugo de Jesucristo.

Se usan en diferentes colores:

Blanco: Representa las fiestas y solemnidades.

Verde: Se utiliza en tiempo ordinario.

Rojo: Representa las fiestas de los mártires y misas especiales de los santos.

Morado: Para la Semana Santa y cuaresma, así como para la misa de difuntos.

Alba
Es una amplia túnica que cubre al celebrante de arriba a abajo y se sujeta a la cintura con un cíngulo, simboliza la pureza del corazón que el sacerdote ha de llevar al altar.

 

 

¿Cuáles son las insignias propias de un PAPA?

La Sotana Blanca.

La Banda de Seda Blanca, adornada con el Escudo Papal.

El Solideo Blanco en la cabeza.

El Anillo del Pescador. (Pastor Supremo de la Iglesia).

El Pectoral. (Un crucifijo de oro en el pecho, sobre la Sotana Blanca).

La Capa Roja.

Las Sandalias color Vino.

La tiara: Mitra alta ceñida por 3 coronas.

Fuente: http://www.tvazteca.com/hechos/visitapastoral

Estándar
Uncategorized

Monseñor Tulio Ramírez recibe Ordenación Episcopal en Caracas

“Soy pastor de todos, de los buenos, de los malos, de todos los colores. Quiero ser el pastor de todos como siempre lo he hecho en Valencia. Voy a ayudar al Cardenal en la labor pastoral de la Arquidiócesis de Caracas”, dijo al culminar la ceremonia.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 08 de julio del 2012. El Cardenal Jorge Urosa Savino confirió la ordenación episcopal al nuevo obispo auxiliar de Caracas, Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, durante una eucaristía que presidió en la Catedral metropolitana, este domingo 8 de los corrientes, en compañía del Episcopado Venezolano y el clero capitalino en pleno. También estuvieron presentes el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin; seminaristas de Caracas y Valencia; y el gobernador del estado Carabobo, Henrique Fernando Salas Feo, junto a miembros de su tren ejecutivo.

La ceremonia se inició a las 11 de la mañana, pero una hora antes Monseñor Ramírez Padilla había llegado a la Catedral de Caracas en compañía de su señora madre, Norma Padilla Hidalgo de Ramírez. Un grupo de estudiantes del Seminario “Nuestra Señora del Socorro”, se adelantaron para saludarlo y darle la bienvenida en las afueras del recinto religioso. Luego fue recibido por el Deán del Capítulo, Monseñor Rafael Maldonado Pannacci, y el párroco de “El Sagrario”, presbítero Juan Carlos Silva.

Tras su ingreso al templo fue reverenciado por una seguidilla de plausos de los feligreses, en su mayoría provenientes de las distintas parroquias del estado Carabobo, donde hasta ahora había ejercido su sacerdocio por más de 27 años. “Muchos de ustedes están aquí desde la madrugada, y yo les agradezco estas muestras de afecto y cariño, porque vinieron de Naguanagua, Miranda, San Diego, Guacara y Valencia”, dijo el obispo de 52 años, luego de cumplirse el rito de la ordenación.

El Padre Silva, con un crucifijo en mano, le abría el paso hacia el Santísimo donde permaneció unos minutos en oración, para luego ingresar a la sacristía.

Majestuosa ceremonia

A las once de la mañana, una interminable doble fila de sacerdotes y seminaristas ingresó desde la sacristía al pasillo central del templo, con la Cruz Procesional en manos del seminarista Sergio Chaparro. Al fondo, la Coral Betania, interpretaba el canto: “Pueblo de Reyes”, al que se sumó la feligresía con gran fuerza: “Asamblea Santa, Pueblo Sacerdotal; Pueblo de Dios, bendice a tu Señor….”.

Monseñor Tulio Ramírez se quedó en la parte baja del altar, flanqueado por dos sacerdotes amigos de la Arquidiócesis de Valencia, mientras el resto de los celebrantes se distribuían en el amplio recinto del altar mayor. Uno de los sacerdotes asistentes solicitó al Cardenal Urosa ordenara Obispo al presbítero Tulio Ramírez; el otro, leyó el mandato emitido por el Papa Benedicto XVI, el 4 de abril de 2012, mediante el cual se le designó con el “ministerio de Auxiliar con aquella voluntad que te permita ofrecer una valiosa ayuda a la comunidad de Caracas”.

Cumplido el protocolo petitorio, el Cardenal Jorge Urosa Savino agradeció el gesto del Papa Benedicto XVI, por haber acogido la solicitud de un colaborador en las tareas pastorales de la Arquidiócesis de Caracas. Como parte de la majestuosa ceremonia el Primado de Caracas le impuso las manos en señal de Ordenación Episcopal, acto que fue seguido por los más de treinta miembros del Episcopado Venezolano asistentes.

Posteriormente, fue ungido con el Santo Crisma y como parte de la responsabilidad que desde ahora llevará el nuevo obispo auxiliar de Caracas, le fue entregado el Libro de los Santos Evangelios: “Recibe el Evangelio y proclama la Palabra de Dios con deseo de instruir y con toda paciencia”, le dijo el Arzobispo de Caracas. Seguidamente, le fueron entregadas las insignias episcopales: Mitra, el anillo pastoral y el Báculo, que orgulloso, el Prelado portó ante la asamblea religiosa, recibiendo una clara ovación con expresiones de “Aleluya”, Gloria a Dios”, y otros gestos de agradecimientos.

Jesús El Buen Pastor

El Cardenal Urosa, durante la homilía que denominó: “Jesús El Buen Pastor”, indicó que “Cristo llamó a sus apóstoles a predicar e incorporar a los creyentes a la Iglesia por el bautismo (…) les confirió la potestad de perpetuar a través de los siglos su eucarístico sacrificio redentor, y los hizo pastores”.

Agregó el Primado de Caracas que “a través de la historia ese ministerio apostólico ha sido conferido a sus sucesores los obispos como lo enseña el magisterio de la Iglesia, especialmente el Concilio Vaticano II”.

“Cristo consagra a un hermano, a uno de sus siervos y amigos, para que con fortaleza, confianza, alegría y entusiasmo en el espíritu, lleve al mundo en su nombre la luz inefable de su amor, el consuelo de su palabra, el pan de la vida eterna, la fuerza de su espíritu, la esperanza cierta de la salvación”, dijo el Cardenal.

Dando gracias a Dios, reflexionó y recordó la vida de apostolado que hasta ahora ha cumplido Monseñor Tulio Ramírez, quien regresa de Valencia a trabajar en Caracas.
“Fue ordenado presbítero en 1984, con una larga y fecunda trayectoria sacerdotal de casi treinta años, curtido en un variado trabajo pastoral, dotado de una perfecta preparación académica, ha sido llamado por gracia de Dios y la sede apostólica a servir de pastor en Caracas (…) trabajará con entusiasmo para llevar el pueblo tan necesitado la palabra de vida y de salvación eterna”.

Monseñor Ramírez: “estaré cerca de todos”

Por su parte, Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, sin ocultar sus emociones, agradeció a las autoridades eclesiales por la designación como Obispo Auxiliar de Caracas. “Al Papa Benedicto XVI a quien le manifiesto mis sentimientos de agradecimiento y obediencia”; al Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin, “por sus sabios consejos y porque representa el vinculo con Roma”; mientras que al Cardenal Urosa lo consideró como “un padre, maestro, pastor y amigo”.

“Deseo estar cercano a todos sin excluir a nadie; estaré a tiempo y a destiempo para asumir con creatividad las actividades de esta Iglesia arquidiocesana”, expresó. Sostuvo en su intervención que venía a Caracas “a trabajar siempre por la unidad y por la reconciliación. Tenemos que reconciliarnos como hermanos, allí está la clave de todo”.

Indicó que entre sus retos pastorales está el trabajo que cumplirá con la pastoral juvenil, y recordó la frase de Jesucristo de “remar mas adentro”, para “acercarles más a Dios”.

También recordó los 103 años de consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento y agradeció profundamente ser un pastor que puede hacer posible la presencia de Jesús Pan de Vida, ya que como sacerdote, es un servidor de la Iglesia.

Luego de recorrer los pasillos del la Catedral Metropolitana de Caracas, saludando y bendiciendo, Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, se confundió con la feligresía que lo esperaba para recibirlo y felicitarle en sus nuevas responsabilidades.

Estándar
Uncategorized

El Escapulario de la Virgen del Carmen

EL ESCAPULARIO CARMELITA

“La devoción del escapulario del Carmen ha hecho descender sobre el mundo una copiosa lluvia de gracias espirituales y temporales” (Pío XII, 6-VIII-1950).

¿Qué es el Escapulario Carmelita?escapulario
Escapulario carmelita

Ver también: Escapulario Verde

El escapulario es un sacramental

Un sacramental es un objeto religioso que la Iglesia haya aprobado como signo que nos ayuda a vivir santamente y a aumentar nuestra devoción. Los sacramentales deben mover nuestros corazones a renunciar a todo pecado, incluso al venial.

El escapulario, al ser un sacramental, no nos comunica gracias como hacen los sacramentos sino que nos nos disponen al amor a Dios y a la verdadera contrición del pecado si los recibimos con devoción.

Los seres humanos nos comunicamos por símbolos. Así como tenemos banderas, escudos y también uniformes que nos identifican. Las comunidades religiosas llevan su hábito como signo de su consagración a Dios.

Los laicos no pueden llevar hábito, pero los que desean asociarse a los religiosos en su búsqueda de la santidad pueden usar el escapulario. La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como un hábito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagración a ella. Consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda. (ver ilustración arriba). Se usa bajo la ropa. Junto con el rosario y la medalla milagrosa, el escapulario es uno de los mas importantes sacramentales marianos.

Dice San Alfonso Ligorio, doctor de la Iglesia: “Así como los hombres se enorgullecen de que otros usen su uniforme, así Nuestra Señora Madre María está satisfecha cuando sus servidores usan su escapulario como prueba de que se han dedicado a su servicio, y son miembros de la familia de la Madre de Dios.”

¿Cómo se originó el escapulario?

La palabra escapulario viene del Latín “scapulae” que significa “hombros”. Originalmente era un vestido superpuesto que cae de los hombros y lo llevaban los monjes durante su trabajo. Con el tiempo se le dio el sentido de ser la cruz de cada día que, como discípulos de Cristo llevamos sobre nuestros hombros.  Para los Carmelitas particularmente, pasó a expresar la dedicación especial a la Virgen Santísima y el deseo de imitar su vida de entrega a Cristo y a los demás.

Virgen del CarmenLa Virgen María entrega el escapulario el 16 de julio de 1251

En el año 1246 nombraron a San Simón Stock general de la Orden Carmelita. Este comprendió que, sin una intervención de la Virgen, a la orden le quedaba poco tiempo. Simón recurrió a María poniendo la orden bajo su amparo, ya que ellos le pertenecían. En su oración la llamó “La flor del Carmelo” y la “Estrella del Mar” y le suplicó la protección para toda la comunidad.

En respuesta a esta ferviente oración, el 16 de julio de 1251 se le aparece la Virgen a San Simón Stock y le da el escapulario para la orden con la siguiente promesa:

“Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno”

Aunque el escapulario fue dado a los Carmelitas, muchos laicos con el tiempo fueron sintiendo el llamado de vivir una vida mas comprometida con la espiritualidad carmelita y así se comenzó la cofradía del escapulario, donde se agregaban muchos laicos por medio de la devoción a la Virgen y al uso del escapulario. La Iglesia ha extendido el privilegio del escapulario a los laicos.

La Santísima Virgen se apareció al Papa Juan XXII en el siglo XIV y le prometió para quienes cumplieran los requisitos de esta devoción que “como Madre de Misericordia con mis ruegos, oraciones, méritos y protección especial, les ayudaré para que, libres cuanto antes de sus penas, (…) sean trasladadas sus almas a la bienaventuranza”.

Explicación de la Promesa:

Muchos Papas, santos y teólogos católicos han explicado que, según esta promesa, quien tenga la devoción al escapulario y lo use, recibirá de María Santísima a la hora de la muerte, la gracia de la perseverancia en el estado de gracia (sin pecado mortal) o la gracia de la contrición (arrepentimiento). Por parte del devoto, el escapulario es una señal de su compromiso a vivir la vida cristiana siguiendo el ejemplo perfecto de la Virgen Santísima.

El escapulario tiene 3 significados:

1) El amor y la protección maternal de María: El signo es una tela o manto pequeño. Vemos como María cuando nace Jesús lo envuelve en un manto. La Madre siempre trata de cobijar a sus hijos.

Envolver en su manto es una señal muy maternal de protección y cuidado. Señal de que nos envuelve en su amor maternal. Nos hace suyos. Nos cubre de la ignominia de nuestra desnudes espiritual.

Vemos en la Biblia:

-Dios cubrió con un manto a Adán y Eva después de que pecaron. (manto – signo de perdón)

-Jonatán le dio su manto a David: símbolo de amistad 
-Elías dio su manto a Eliseo y lo llenó de su espíritu en su partida.

-S. Pablo: revístanse de Cristo: vestirnos con el manto de sus virtudes.

2)Pertenencia a María: Llevamos una marca que nos distingue como sus hijos escogidos. El escapulario se convierte en el símbolo de nuestra consagración a María.

Consagración: ‘pertenecer a María’ es reconocer su misión maternal sobre nosotros y entregarnos a ella para dejarnos guiar, enseñar, moldear por Ella y en su corazón. Así podremos ser usados por Ella para la extensión del Reino de su Hijo.

-En 1950 Papa Pío XII escribió acerca del escapulario: “que sea tu signo de consagración al Inmaculado Corazón de María, lo cual estamos particularmente necesitando en estos tiempos tan peligrosos”

En las palabras del Papa vemos mas vez mas devoción a la Virgen del Carmen es devoción a la Inmaculada.

Quien lleve el escapulario debe estar consciente de su consagración a Dios y a la Virgen y ser consecuente en sus pensamientos, palabras y obras.

3)El suave yugo de Cristo: “Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mi, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana”. (Mt 11:29-30)

-El escapulario simboliza ese yugo que Jesús nos invita a cargar pero que María nos ayuda a llevar.

Quién lleva el escapulario debe identificarse como católico sin temor a los rechazos y dificultades que ese yugo le traiga.

Se debe vivir lo que significa

El escapulario es un signo de nuestra identidad como católicos, vinculados de íntimamente a la Virgen María con el propósito de vivir plenamente según nuestro bautismo. Representa nuestra decisión de seguir a Jesús por María en el espíritu de los religiosos pero adaptado a la propia vocación.  Esto requiere que seamos pobres (un estilo de vida sencillo sin apegos materiales), castos   y obedientes por amor a Dios.

Al usar el escapulario constantemente hacemos silenciosa petición de asistencia continua a la Santísima Madre. La Virgen nos enseña e intercede para que recibamos las gracias para vivir como ella, abiertos de corazón al Señor, escuchando Su Palabra, orando, descubriendo a Dios en la vida diaria y cercano a las necesidades de nuestros hermanos.  El escapulario además es un recuerdo de que nuestra meta es el cielo y todo lo de este mundo está pasando.

En momentos de tentación, tomamos el escapulario en nuestras manos e invocamos la asistencia de la Madre, resueltos a ser fieles al Señor.   Ella nos dirige hacia el Sagrado Corazón de su Hijo Divino y el demonio es forzado a retroceder vencido.

Imposición del Escapulario:

-La imposición se hace preferentemente en comunidad. 
-Es necesario que en la celebración quede bien expresado el sentido espiritual de las gracias unidas al Escapulario de la Virgen del Carmen y los compromisos asumidos con este signo de devoción a la Santísima Virgen.
-El primer escapulario debe ser bendecido por un sacerdote e impuesto por él mientras dice la oración:

“Recibe este escapulario bendito y pide a la Virgen Santísima que por sus méritos, lo lleves sin ninguna mancha de pecado y que te proteja de todo mal y te lleve a la vida eterna”

Estándar
Uncategorized

Devoción a la Virgen del Carmen 16 de julio

Historia
Desde los antiguos ermitaños que se establecieron en el Monte Carmelo, Los Carmelitas han sido conocidos por su profunda devoción a la Santísima Virgen. Ellos interpretaron la nube de la visión de Elías (1 Reyes 18, 44) como un símbolo de la Virgen María Inmaculada.  Ya en el siglo XIII, cinco siglos antes de la proclamación del dogma, el misal Carmelita contenía una Misa para la Inmaculada Concepción.

En las palabras de Benedicto XVI, 15,VII,06: 
“El Carmelo, alto promontorio que se yergue en la costa oriental del Mar Mediterráneo, a la altura de Galilea, tiene en sus faldas numerosas grutas naturales, predilectas de los eremitas. El más célebre de estos hombres de Dios fue el gran profeta Elías, quien en el siglo IX antes de Cristo defendió valientemente de la contaminación de los cultos idolátricos la pureza de la fe en el Dios único y verdadero. Inspirándose en la figura de Elías, surgió al Orden contemplativa de los «Carmelitas», familia religiosa que cuenta entre sus miembros con grandes santos, como Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Teresa del Niño Jesús y Teresa Benedicta de la Cruz (en el siglo, Edith Stein). Los Carmelitas han difundido en el pueblo cristiano la devoción a la Santísima Virgen del Monte Carmelo, señalándola como modelo de oración, de contemplación y de dedicación a Dios. María, en efecto, antes y de modo insuperable, creyó y experimentó que Jesús, Verbo encarnado, es el culmen, la cumbre del encuentro del hombre con Dios. Acogiendo plenamente la Palabra, «llegó felizmente a la santa montaña» (Oración de la colecta de la Memoria), y vive para siempre, en alma y cuerpo, con el Señor. A la Reina del Monte Carmelo deseo hoy confiar todas las comunidades de vida contemplativa esparcidas por el mundo, de manera especial las de la Orden Carmelitana, entre las que recuerdo el monasterio de Quart, no muy lejano de aquí [Valle de Aosta]. Que María ayude a cada cristiano a encontrar a Dios en el silencio de la oración.

La estrella del Mar y los Carmelitas
Ver: María, Estrella del Mar

Los marineros, antes de la edad de la electrónica, dependían de las estrellas para marcar su rumbo en el inmenso océano. De aquí la analogía con La Virgen María quien como, estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto seguro que es Cristo.

Por la invasión de los sarracenos, los Carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo. Una antigua tradición nos dice que antes de partir se les apareció la Virgen mientras cantaban el Salve Regina y ella prometió ser para ellos su Estrella del Mar.  Por ese bello nombre conocían también a la Virgen porque el Monte Carmelo se alza como una estrella junto al mar.

 

Los Carmelitas y la devoción a la Virgen del Carmen se difunden por el mundo

La Virgen Inmaculada, Estrella del Mar, es la Virgen del Carmen, es decir a la que desde tiempos remotos se veneraen el Carmelo. Ella acompañó a los Carmelitas a medida que la orden se propagó por el mundo. A los Carmelitas se les conoce por su devoción a la Madre de Dios, ya que en ella ven el cumplimiento del ideal de Elías. Incluso se le llamó: “Los hermanos de Nuestra Señora del Monte Carmelo”. En su profesión religiosa se consagraban a Dios y a María, y tomaban el hábito en honor ella, como un recordatorio de que sus vidas le pertenecían a ella, y por ella, a Cristo.

La devoción a la Virgen del Carmen se propagó particularmente en los lugares donde los carmelitas se establecieron.

España
Entre los lugares en que se venera en España la Virgen de España como patrona está Beniaján, Murcia. Vea ahí mas imágenes.

América: Es patrona de Chile; en el Ecuador es reina de la región de Cuenca y del Azuay, recibiendo la coronación pontificia el 16 de Julio del 2002. En la iglesia del monasterio de la Asunción en Cuenca se venera hace más de 300 años. Es además venerada por muchos en todo el continente.

 ImagenHistoria de la Virgen del Carmen, devociones del pueblo católico, Virgen del Monte Carmelo

Estándar
Uncategorized

Nota de Duelo del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela

Nota de duelo del Consejo Nacional de Laicos…
He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta, he perseverado en la fe. Ahora sólo espero la corona merecida, con la que el Señor, justo juez me premiará en aquel día, y no solamente a mí, sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento.”
2 Tim. 4, 7-8
NOTA DE DUELO
Hoy miércoles 29 de Junio en la ciudad de Guanare – Estado Portuguesa, ha fallecido el Excmo. Mons. José Sótero Valero Ruz, Obispo Emérito de Guanare.
El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela se une al dolor de la Iglesia Venezolana ante tan sensible suceso, y se une en una sola plegaría dirigida al Altísimo para que acoja con amor filial a su hijo y pastor.
Paz a sus restos
EN UN HOGAR SENCILLO Y CRISTIANO
Monseñor José Sótero Valero Ruz, nació en Timotes, estado Mérida, el 22 de abril de 1936, en un hogar sencillo y cristiano. Realizó sus estudios de primaria en la escuela “Canónigo Uzcátegui” de su Mérida. Ingresó al Seminario Arquidiocesano de Mérida y posteriormente concluyó su bachillerato en el Seminario de Kermaría de La Grita, con los padres Eudistas. Luego se trasladó a Bogotá al seminario Valmaría para estudiar filosofía y teología. Concluida su formación académica fue Ordenado Sacerdote por Monseñor Alejandro Fernández Feo, en San Cristóbal, Estado Táchira, el 16 de mayo de 1964.
Como miembro de la Congregación de Jesús y María de los Padres Eudistas se dedicó a la formación del clero venezolano, en Caracas como prefecto de Disciplina del Seminario Menor, posteriormente en el seminario Menor de Maracaibo, y finalmente en el Seminario Mayor de Caracas.
En agosto de 1982 el Excmo. Sr. Cardenal José Alí Lebrún Moratinos, entonces Obispo de Valencia, lo recibe en el Clero Diocesano. Ocupa en septiembre el cargo de capellán Militar del Cuartel Anzoátegui y posteriormente de la Brigada Blindada número 41, ingresó como Teniente y egresó en 1988 como mayor del Ejército Venezolano.
Nombrado Capellán de Su Santidad en 1986, profesor y director Espiritual del Seminario Mayor de Valencia, durante varios años.
Fue nombrado por Su Santidad el Papa Juan Pablo II como Obispo de Guanare, Estado Portuguesa desde el año 2001 desempeñando sus funciones hasta el año 2011.
El 06 de diciembre de 2011, el articulista Sergio J. Niño con motivo de la aceptación de su renuncia como Obispo de Guanare, publicó en el Diario El Regional lo siguiente “El movimiento social de una Guanare pujante, exigente y desenfrenada, necesitaba de un hombre que con el carisma del maestro, la vocación de los trabajadores y el amor de cualquier padre para con sus hijos. Aún muchos recuerdan aquellos días, adornados de flores y aplausos, donde este terruño de tierra recibió de pie a quien para nuestra historia pondría su sello como el quinto obispo de la ciudad. Hoy de pie, queremos despedirlo.
Monseñor José Sótero Valero Ruz, se convirtió en el guía y custodio de una población inmensamente desorbitada. Supo educar, amansar y sobre todo evangelizar a cientos de hombres y mujeres a lo largo de estos 10 años. Con un verbo gentil, la mirada inquieta y el carácter peculiar de esos hombres de convento, Monseñor Valero despertó a Guanare de un letargo, acción que muchos le agradecemos.
La sinceridad es parte de su hábito. La humildad, su mitra. Mucho más temprano que el sol, Monseñor despertó durante estos 10 años para agradecer al altísimo tanta misericordia, pedirle que nos cuide; pero sobre todo, él despertaba para dedicarle un Ave María a la santísima Virgen, como esos hijos que saludan a su madre antes de salir a la calle.”
Caracas, 29 de Junio de 2012
Celebración de San Pedro y San Pablo

Estándar