ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, comunicados del CNL, consejo nacional de laicos de venezuela, política

COMUNICADO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS DE VENEZUELA CON MOTIVO DE LAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS EN VENEZUELA 2.015

En vísperas de las elecciones parlamentarias previstas para el próximo 6 de diciembre y a la cual han sido convocados a participar 19.496.296 de venezolanos inscritos en el Registro Electoral, para elegir una nueva Asamblea Nacional de 167 diputados, para el período 2015-2020,
El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela
Invita a todos los venezolanos a:
1. Cumplir con el deber cívico de votar el próximo 6 de Diciembre, y participar activamente y con responsabilidad en el proceso electoral, dando testimonio de sus convicciones, conducta democrática y constitucional.
2. Propiciar el encuentro de los venezolanos en todos los ámbitos de acción, y hacer de nuestro país una casa común, libre, segura, solidaria y fraterna.
3. Superar la violencia y la división entre hermanos, trabajando en conjunto para edificar un país productivo, pacífico, respetuoso del pluralismo democrático y de la verdad; dónde tengan plena vigencia y se respeten los derechos humanos de todos los venezolanos.
4. Propiciar espacios de encuentro, diálogo y reconciliación en todos los rincones del país. Si tenemos “el gusto espiritual de ser pueblo” (EG 268), hemos de manifestar que la esperanza nos hace protagonistas de la renovación de nuestra sociedad. Buscando juntos, por la vía del diálogo y el trabajo responsable, las soluciones a nuestros problemas para construir la Venezuela que aspiramos como ciudadanos.
El Papa Francisco ha convocado el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, tiempo propicio para la Iglesia, para hacer más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.
Invoquemos a Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, para que nuestro país pueda vivir el 6-D una jornada electoral pacífica, justa y transparente, que abra la puerta al encuentro y al progreso, en la vía de conducir a la Nación hacia un futuro de reconciliación, justicia y paz.
Caracas, 4 de Diciembre del 2015

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, catolicos en el mundo, consejo nacional de laicos de venezuela, fe, Uncategorized

¿Puede el católico permanecer pasivo frente a la historia?

Imagen


¿Puede el católico permanecer pasivo frente a la historia , dejando en manos de los que quieren manejar la historia, el fin del hombre? Las leyes sobre los “derechos humanos”, que consideramos ofensivas para la dignidad del hombre, pronto se impondrán, aquellos que no las observen serán castigados. ¿Es demasiado tarde para actuar y evitarlo?

 

Con un cierto grado de miopía, se observa que la presencia de Dios en la historia parece estar en contradicción con el comportamiento de los hombres, que lo ignoran cada vez más. Se podría decir que la historia del mundo ya no se rige de acuerdo a las enseñanzas de Cristo. De hecho, parece que muchos cristianos ya no están convencidos de que Cristo ha vencido a la muerte y el pecado, y por lo tanto, imitándole, ellos pueden hacer lo mismo, convirtiéndose en este sentido en levadura en el mundo para vencer el mal. ¿Por qué el cristianismo parece haberse convertido en una cultura, en lugar de ser vivido (triunfando así sobre el mal)?

 Imagen

¿Por qué muchos temen , sin duda equivocados, que la Iglesia pueda ser obligada a entregarse al mundo mediante la aceptación progresiva de unracionalismo teológico inmanente cada vez más separado de la trascendencia, y por lo tanto dispuesto a relativizar los dogmas de la fe? ¿Por qué muchos temen, equivocados, que los guardianes de la tradición podrían estar dispuestos a reducir la objetividad de Dios en la esfera intelectual? Lo suficiente como para imaginar que, como resultado, Dios pueda incluso ser considerado un obstáculo a superar, para permitir al hombre aprender a “ayudarse a sí mismo”, emancipando la moral humana. En realidad, quizá, se acaba de dejar al hombre que se ahogue en el mar tempestuoso de la “fe y razón” en el que no ha estado, desde hace algún tiempo, entrenado para nadar.

 

Pero, ¿puede el cristiano  aceptar ser un espectador de estos cambios, limitándose a criticarlos, sufrirlos y soportarlos, resignándose a ellos? ¿Puede un cristiano fingir estar de acuerdo con la cultura dominante que quiere el “mal”, resultado de la ignorancia? ¿Qué quiere él mismo, un animal inteligente, fruto del caos y con la dignidad de los animales?

 

Entiendo la prudencia e incluso el miedo, después de haber visto el final al que llegaron los que expresaron heroicamente la comprensión de la fe, pero ¿hemos entendido que si no reaccionamos ahora vamos a perder la libertad para hacer el bien? ¿Sabemos que no hay verdadera libertad sin Verdad? Si no reaccionamos dejaremos que este “pobre hombre” decida lo que quiere saber y lo que quiere creer, sin haber alimentado adecuadamente el intelecto y el espíritu.

Si no reaccionamos dejaremos que falten el amor, la piedad, el temor de Dios… Vamos a ver leyes globales que establezcan que la verdadera fe es no tener fe.

 

Nosotros todavía sabemos que separando al hombre de Dios , el hombre se degenera paulatinamente, hasta el punto de pensar que él es Dios y creando un trastorno universal. Sabemos que la solución a este trastorno, cuando se propone legislarlo, no está siempre en elegir el menor de dos males, sino en ir con decisión en contra de los males de una vez por todas.

 

Hemos dilapidado los dones del Padre , que la Iglesia ha conservado y transferido a nosotros durante dos milenios. Deberíamos ser como el evangélico “hijo pródigo”. A diferencia de él, sin embargo, la tentación de esta época es la distancia respecto el Padre. Nos han hecho ricos en bienes materiales y bien alimentados. No tenemos hambre de comida ni necesitamos cosas.

Tenemos hambre de Dios, necesitamos fe para fortalecer el espíritu y el magisterio para fortalecer el intelecto.

Tenemos el espíritu cada vez más débil a fuerza de hacer mal uso de la naturaleza, el intelecto y la voluntad.

El pecado nos ha hecho estériles, tanto que por nosotros solos no vamos a encontrar fácilmente la casa del Padre. Tenemos necesidad de ayuda. Ayuda de sacerdotes santos que vengan a confesarnos, que nos vuelvan a enseñar a orar, a “adoctrinarnos” bien. Entonces será un juego de niños (de hijos de Dios), el volver a ser activos frente a la historia y cambiarla para bien…

 

 Ettore Gotti Tedeschi en La Nuova Bussola, Italia.

 

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Buenas Lecturas que Valen la Pena, catolicos en el mundo, consejo nacional de laicos de venezuela, Uncategorized

LO QUE NO ES CATÓLICO

por Fray Nelson Medina
INTERROGACION-HOMBRE-PENSANDO

En el lenguaje de los twetts:

§ ¿Misericordia sin llamado al arrepentimiento? #NoEsCatólico

§ ¿Mostrar la realidad y gravedad del pecado, sin mostrar, desde el amor, un camino practicable para la conversión? #NoEsCatólico

§ ¿Quitar de la predicación lo que resulta difícil de creer o difícil de vivir, para “no alejar” a la gente”? #NoEsCatólico

§ ¿Exaltar lo antiguo sólo porque “siempre se ha hecho así” o lo nuevo porque “ya estamos en el siglo XXI”? #NoEsCatólico

§ ¿Un Cristo sin Cruz, o una Cruz sin Cristo? #NoEsCatólico

§ ¿Desconocer los tesoros de la Biblia para esperar que un protestante te los cuente según su versión? #NoEsCatólico

§ ¿Pretender que la Iglesia se acabó con el Vaticano II, o que apenas empezó con él? #NoEsCatólico

§ ¿Escoger lo que uno cree, como quien va por el supermercado escogiendo y descartando? #NoEsCatólico

§ ¿Sacerdotes laicizados o laicos clericalizados? #NoEsCatólico

§ ¿Pretender oponer un Papa a otro Papa, o un Concilio a otro Concilio? #NoEsCatólico

InfoC. Nov. 2013

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, CAMPAÑA "UN MILLÓN DE NIÑOS REZANDO EL ROSARIO POR LA UNIÓN Y LA PAZ", consejo nacional de laicos de venezuela, Uncategorized

Jornada de oración “Un Millón de Niños Rezando el Rosario por la Unión y la Paz”2.013

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela (CNL), coordina y realiza la jornada de oración “Un Millón de niños rezando el Rosario por la Unión y la Paz”, desde su creación en el 2.005. Queremos resaltar, que esta iniciativa surgió en Venezuela por el empeño de un pequeño grupo de laicos que, con la ayuda de muchos voluntarios ha llegado a cubrir todo el territorio nacional, llegando a tener carácter internacional, puesto que ya otros países han acogido con entusiasmo la propuesta y se han unido a esta iniciativa de forma exitosa.
Este año, seguimos valorando nuestra fe reforzando el lema: “El tesoro de la fe, la aventura continúa”, donde hemos incluido un juego didáctico que ayudará a afianzar los valores que éste año se destacan. Se ha organizado la jornada de oración de la siguiente forma:
Viernes 18 de octubre: en los colegios Sábado 19 octubre: en las parroquias
Domingo 20 de octubre: en familia
Hora: 9:00 am
Para ésta actividad no hay necesidad de movilizaciones, ni gastos especiales debido a que se llevará a cabo en las mismas instituciones educativas, parroquias y comunidades, según la creatividad de aquellas personas que se encarguen de esta jornada para los niños. El rezo del Santo Rosario, se hará, guiándose por el tríptico que proporcionamos.
Esperamos contar con el apoyo de todos sus colaboradores, para animar a los niños, jóvenes y a sus familias a participar de esta hermosa devoción.
Envíenos sus testimonios y experiencias para publicarlos en la web.

Teléfonos: (0058) 0212- 393-0947/2647103
Correos electrónicos: unmillondeninosrezando@gmail.com, cnlaicosvenezuela@gmail.com
http://www.unmillondeninos.org / Facebook: Un Millón de Niños / Twitter: @umnrezando
blog www. umnrezandoelrosario.wordpress.com

poster ligero 2013

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Buenas Lecturas que Valen la Pena, consejo nacional de laicos de venezuela, fe, Jesuscristo, Uncategorized

LA DEBILIDAD DE LOS LAICOS

SomosIglesia

Hay una insuficiente e inadecuada presencia de los laicos católicos en la vida pública. La razón fundamental es que su condición católica queda diluida por las categorías del mundo secular, por sus marcos de referencia. Reducen la fe a una cuestión interior, sin traducción encarnada en la vida colectiva, cuando precisamente el hecho católico es esencialmente encarnado y comunitario. La eucaristía es su centro.

Entre las causas que motivan esta pobre actuación cristiana, que ha criticado el Papa Francisco, hay en ocasiones un déficit de valentía para afrontar el mundo y las repercusiones negativas que eso comporta.

En la política, ciertamente, pero también en los ámbitos profesionales y sociales hay mucho de una deficiente formación espiritual, teológica y doctrinal. Esta insuficiencia educativa no se explica si solo nos remitimos a los laicos, porque en la Iglesia, este tipo de formación recae esencialmente en los pastores. Hay en consecuencia una insuficiente capacidad para dar una buena preparación espiritual, teológica y doctrinal por parte de sacerdotes y obispos, y este segundo problema nos remite más lejos y más hondo. Porque, si esto es así, quiere decir que los seminarios y otros medios educativos de la Iglesia no hacen del todo bien su papel.

El laico católico ha de ser capaz de hacerse presente en el mundo y presentarse en él con un relato hecho desde el marco de referencia cristiano. Esto quiere decir, pensar en categorías de la Doctrina Social de la Iglesia, en aquello que es más específico de la vida pública, y, con carácter más general, pensar en términos catequéticos. Dicho breve y claro: tenemos un compendio de Doctrina Social y un Catecismo que deberían ser el fundamento, pero los tenemos olvidados.

El laico ha de formarse sobre aquel fundamento, ha de evitar toda interpretación de la fe desde la ideología, ha de estar lejos de supeditarlo a un pretendido dogma económico o a toda sumisión al interés del partido o de la organización, sea cual sea. Y todo esto sin perder de vista algo que es importante y en cierta medida nuevo: las doctrinas expresadas por los partidos políticos, tal y como llegan al siglo XXI están agotadas, son insuficientes, incapaces de resolver la acumulación de crisis generadas por la Modernidad y Postmodernidad. Es precisamente en el cristianismo, en la Doctrina Social de la Iglesia, donde pueden encontrarse las fuentes renovadoras capaces de aportar respuestas.

Hay otros factores de menor entidad que también debilitan la presencia del laicado cristiano. Una es la excesiva tendencia de demasiados movimientos y entidades católicas a aferrarse a sus propias iniciativas, evitando que una parte de su gente, colabore con otros laicos en los asuntos públicos. Bien está lo propio, la especificidad, la escuela de espiritualidad, pero esto no puede significar nunca el ser un ente autoreferenciado en el seno de la propia Iglesia, sin participación activa en los asuntos comunes, uno de los cuales es precisamente el de la acción en la plaza pública.

Un segundo factor es el predominio de la reacción sobre la proposición, lo que significa que la posición inicial es siempre defensiva. Así es muy difícil ganar espacio.

Finalmente, el predominio del monocultivo. Muchas entidades se dedican a algunos temas irrenunciables, vida y familia… Pero a su lado, no en lugar de ellos, sino a su lado, repitámoslo, faltan misiones, presencias y propuestas en todos los otros órdenes del campo social, económico y cultural.

Y sobre todo, faltan propuestas que vayan a la raíz de la cosa, que se dirijan al conjunto de la polis, es decir, propuestas políticas, no en el sentido del partido político, sí en tanto en cuanto, hacen referencia a cuestiones que nos afectan a todos.

F.L. editorial, 8-7-13

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, catolicos en el mundo, comunicados del CNL, consejo nacional de laicos de venezuela

COMUNICADO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS DE VENEZUELA ANTE LA CRISIS DEL PAIS

logo cnl

COMUNICADO ANTE LA GRAVE CRÍSIS DEL PAÍS

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, como organismo de representación y servicio de  los laicos, cuya función primordial es la animación de la sociedad según los principios humanos y cristianos del Evangelio, consciente de la conflictiva situación que atraviesa nuestro país, se dirige a la opinión pública venezolana para señalar lo siguiente:

  1.  Hacemos nuestra la opinión de la Conferencia Episcopal Venezolana en el sentido de que “Las elecciones del pasado domingo 14 de Abril han sido una contundente manifestación de la voluntad de nuestro pueblo de mantener la vigencia del sistema democrático, tanto en la escogencia de sus autoridades como en la forma de dirimir sus diferencias políticas.”
  2. El proceso electoral, sin embargo, no ha guardado correspondencia con los criterios internacionales de elecciones libres y democráticas, y ha estado marcado por numerosas irregularidades.
  3. Vistos los estrechos resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral, consideramos que la auditoria del 100% de los votos, aceptada por ambas partes en contienda, es la solución política idónea a la crisis actual y daría tranquilidad y certeza a la ciudadanía.
  4. El derecho de los ciudadanos a la protesta justa y pacífica está siendo conculcado por grupos armados que circulan y actúan libremente. Adicionalmente, rechazamos las represalias y persecuciones realizadas por el gobierno contra opositores y supuestos disidentes en flagrante violación de los Derechos Humanos.
  5. Deploramos la actitud excluyente, antidemocrática y autoritaria asumida por el Presidente de la Asamblea Nacional, siendo ésta el lugar privilegiado para el diálogo y la búsqueda de soluciones políticas, especialmente en situaciones de crisis como la actual.

El país no puede marchar dividido. Está en juego, en efecto, la gobernabilidad, la paz y la supervivencia misma de la República. En tal sentido, urgimos a los principales responsables de la conducción del país a encontrarse y buscar acuerdos relativos a los asuntos fundamentales de la Patria.

Exhortamos a aceptar el ofrecimiento de la Conferencia Episcopal Venezolana como facilitadora del diálogo.

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, invita a todos los venezolanos a invocar la bendición de Dios sobre nuestro país.

 

En Caracas, a los 18 días del mes de abril del 2013

Estándar