ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, Buenas Lecturas que Valen la Pena, fe, laicos

La Iglesia, portadora de esperanza

 “Una sociedad profundamente herida, espantada, llena de temores, frustrada, que se siente engañada y que ha perdido toda confianza en su futuro, requiere de la esperanza, de aquélla que nace de fundamentos sólidos y hechos tangibles. Nosotros, la Iglesia, somos portadores de la esperanza, y no solo dicha sino también vivida, mostrada, ofrecida, que invita a participar”.

banner

Somos portadores de esperanza en una doble práctica. La primera y más importante de todas es la esperanza sobrenatural. Aquélla que está por encima de la naturaleza humana. La esperanza completada en la persona de Jesucristo y anunciada por la Buena Nueva de la vida eterna, de la victoria sobre el sufrimiento, el miedo y la muerte. Una victoria que comienza ahora y aquí, porque esta esperanza forma parte de la vida vivida. Es una cata de la vida eterna, de aquello que llamamos cielo. En nuestros gestos y actos cotidianos, si somos cristianos esperanzados, estamos viviendo pequeños apuntes que nos permiten entender qué puede ser aquella vida. Los podemos ver reflejados en la mirada de nuestros hijos, en la compañía silenciosa de nuestra mujer o nuestro marido al otro lado de la casa, en lo que te conmueve por dentro cuando has conseguido ayudar de verdad en una necesidad, en el juego de los niños muy pequeños y en sus conversaciones, en la actitud de una persona que lo ha perdido todo y continúa manteniéndose en pie. Todos estos pequeños retazos y otros muchos más son los que nos dan esta ligera percepción que podemos vivir ahora si creemos en ella de que nuestra vida será buena y feliz para siempre.

La Iglesia, todos nosotros, no podemos ocultar, tergiversar, negar, esta agua de vida. Y a veces lo hacemos, cuando nos revestimos de determinadas formas y actitudes que no permiten ofrecer, y a veces ni tan siquiera mostrar, que esta esperanza real existe y que merece la pena ser vivida porque es la que te permite confiar por encima de toda desgracia en el futuro de tu vida.

TODOS SOMOS IGLESIA

Jesucristo, una vez resucitado y en una de sus apariciones a sus apóstoles en la playa del mar de Galilea, les pregunta simplemente si tenían hambre y les invita a desayunar. Es una llamada de atención para mostrar que el cristianismo es una fe encarnada en las realidades de esta vida. Y ésta es la segunda práctica que muestra nuestra esperanza cristiana. La de transformar la vida cotidiana a través de la solidaridad, de la donación, de la ayuda, del trabajo bien hecho, del esfuerzo continuado, del no dejarse rendir nunca, del ser capaz de impulsar nuevas respuestas, de no vivir solo pendiente del dinero, de ayudar a los que no lo tienen, de colaborar como voluntarios, de aportar recursos a las organizaciones cristianas, de crear cooperativas y sociedades laborales, de ayudar con crédito a empresarios que conoces y que pueden salir de la situación pero que el banco los asfixia. Somos, si queremos, como un inmenso océano formado por multitud de gotas de agua. Cuanto más sea el número de gotas, es decir de cristianos que vivan en su práctica esta esperanza y cuanto más se unan unas gotas a otras para formar masas mayores, en mayor medida estaremos transmitiendo a nuestro mundo esta esperanza, y el mundo, en nombre de ella, volverá sus ojos, esperanzado a la cruz.

orar

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, Buenas Lecturas que Valen la Pena, Sacramentos, sexualidad

Los impedimentos del matrimonio

“invalida el matrimonio todo aquello que por sus efectos deletéreos sobre la libertad y la personalidad es incompatible con la profundidad y seriedad que el matrimonio debe tener, siendo ésta una cuestión que corresponde determinar al Derecho Canónico” 

explicacion del matrimonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la concepción cristiana de la vida el ser humano es, a pesar de sus pasiones y debilidades, un ser libre. Pero no todas las personas poseen las condiciones necesarias o suficientes para poder contraer matrimonio.

Se llama impedimento matrimonial a aquellas circunstancias personales que invalidan el matrimonio, y, por tanto, son motivo de una prohibición legal de contraerlo, debido a una circunstancia objetiva que existe en la o las personas, haciéndolas incapaces ( éstos no pueden contraer matrimonio con nadie) o inhábiles ( son capaces, pero no pueden contraer matrimonio por alguna ley positiva por ejemplo el impedimento de órdenes sagradas) para contraer matrimonio.

Entre estas circunstancias están los trastornos psíquicos, fenómenos que producen en el contrayente algún factor de carácter jurídico como el insuficiente uso de razón que es la causa de la nulidad matrimonial.

Son inválidos para el Código de Derecho Canónico (CIC) los matrimonios por edad prematura (menos de 16 cumplidos para el varón y 14 para la chica. Nuestra Conferencia Episcopal ha establecido la edad de dieciocho años par poder contraer lícitamente matrimonio, a manos que los contrayentes estén emancipados. En consecuencia sólo se admitirá a la celebración canónica de un menor de edad si se acredita documentalmente su emancipación civil o la dispensa civil del impedimento de edad); impotencia, que es la incapacidad para realizar el acto sexual, antecedente, perpetua y cierta, en la que desde 1977 ya no se requiere la presencia de semen verdadero, esto es elaborado en los testículos, sino que la exigencia es que la cópula conyugal se realice de modo humano, lo que supone advertencia de la razón y voluntad libre, es decir sin violencia, existiendo penetración en la vagina y eyaculación o inseminación dentro de ella; anterior matrimonio válido y subsistente de una o de las dos partes, salvo el privilegio de la fe; disparidad de cultos, por tanto matrimonio con persona no bautizada; órdenes sagradas mayores o voto público de castidad en un instituto religioso; rapto y retención, que tienen el objetivo de proteger la libertad de la mujer; colaboración en el homicidio del cónyuge anterior; consanguinidad (parientes propios, no concediéndose nunca dispensa ni entre ascendientes y descendientes directos, ni entre hermanos, y sólo por causas verdaderamente graves entre tío y sobrina carnal ); afinidad (parientes de cónyuge anterior en línea recta); pública honestidad (parientes en línea recta de un matrimonio inválido consumado o de una relación de concubinato público); parentesco legal (parentesco proveniente de la adopción. Todos estos impedimentos de parentesco tienen como fin proteger las relaciones familiares); amencia o incapacidad psíquica; error de derecho sobre la naturaleza y propiedades del matrimonio, en el caso que éste sea determinante para la voluntad (CIC c. 1099) y error de hecho sobre cualidades sustanciales de la persona; dolo acerca de una cualidad del otro contrayente, que por su naturaleza puede perturbar gravemente el consorcio de vida conyugal, provocado por engaño de otro para obtener el consentimiento matrimonial, (CIC c. 1098); violencia; miedo, es decir que contraiga matrimonio por miedo grave causado externamente; exclusión con un acto positivo de la voluntad de los elementos o de las propiedades esenciales del matrimonio (CIC c. 1101); condición de futuro; quebrantamiento de la forma canónica.
En el CIC los impedimentos dirimentes en general, es decir los que inhabilitan a la persona para contraer válidamente matrimonio (c. 1073), están regulados en los c. 1073-1082, mientras ya en particular se ocupan de ellos los c. 1083-1094, tratando sobre el consentimiento matrimonial los c. 1095-1107 y sobre la forma de celebración los c. 1108-1123.
No todos estos impedimentos tienen la misma importancia; mientras en algunos nunca se concede dispensa, en otros, como disparidad de cultos o algunos grados de parentesco, por ejemplo entre primos carnales, suele concederse.

A su vez, la jurisprudencia de los últimos años ha ido presentando otros ejemplos de invalidez: embarazo proveniente de relaciones tenidas con un tercero; conducta desarreglada; prostitución; malos tratos; trastornos delirantes o depresivos; ludopatías o afición desordenada al juego; alcoholismo y drogadicción; pasado delictivo; enfermedad grave incurable contagiosa; epilepsia; incredulidad; inafectividad total; inmadurez afectiva grave y profunda; retrasos mentales graves; anorexia y bulimia nerviosas en estado avanzado; homosexualidad; esquizofrenia; neurosis; tendencia irrefrenable a la infidelidad conyugal y, en general, todas aquellas que tienen gran importancia para la marcha de la convivencia conyuga. Es decir, invalida el matrimonio todo aquello que por sus efectos deletéreos sobre la libertad y la personalidad es incompatible con la profundidad y seriedad que el matrimonio debe tener, siendo ésta una cuestión que corresponde determinar al Derecho Canónico.

Los canonistas estiman hoy que una consumación puramente física del matrimonio, en la que haya habido violencia o al menos no voluntariedad por una de las partes, no merece el calificativo de “consumación humana”, como lo exige el Código (c. 1061 & 1). Además, tampoco hay matrimonio si uno de los cónyuges es incapaz de asumir un compromiso suficientemente adulto con vistas a una verdadera y real comunidad de vida conyugal, por su incapacidad afectiva para las relaciones interpersonales o por su irresponsabilidad para cumplir sus obligaciones, incluso profesionales, interpretándose hoy más ampliamente que en otros tiempos la inmadurez como causa de nulidad del matrimonio, aun sabiendo que es un asunto delicado, pues no resulta fácil definirla ni precisarla. Esto hace que para poder tener una visión lo más amplia posible de las personas, tenga que haber una interacción con otras ciencias, debiéndose con frecuencia recabar la ayuda de profesionales en esas ciencias, que tienen cada vez mayor influjo en la jurisprudencia canónica, pero teniendo como fundamento a la antropología cristiana, que considera que el hombre por su trascendencia es más que un simple ser racional, o que la sexualidad no es algo reducible a lo puramente fisiológico.
Pedro Trevijano

Estándar
fe, Uncategorized, Virgen María

¿Qué podemos hacer como laicos en el mes de mayo para honrar a la Virgen María?

  • Meditar en los cuatro dogmas acerca de la Virgen María que son:VirgenMaria_CTV7a.gif_thumb

1. Su inmaculada concepción: a la única mujer que Dios le permitió ser concebida y nacer sin pecado original fue a la Virgen María porque iba a ser madre de Cristo.

2. Su maternidad divina: la Virgen María es verdadera madre humana de Jesucristo, el hijo de Dios.

3. Su perpetua virginidad: María concibió por obra del Espíritu Santo, por lo que siempre permaneció virgen.

4. Su asunción a los cielos: la Virgen María, al final de su vida, fue subida en cuerpo y alma al Cielo.

  • Recordar y honrar a María como Madre de todos los hombres.

María nos cuida siempre y nos ayuda en todo lo que necesitemos. Ella nos ayuda a vencer la tentación y conservar el estado de gracia y la amistad con Dios para poder llegar al Cielo. María es la Madre de la Iglesia.

flores con mariposa

  • Reflexionar en las principales virtudes de la Virgen María.

María era una mujer de profunda vida de oración, vivía siempre cerca de Dios. Era una mujer humilde, es decir, sencilla; era generosa, se olvidaba de sí misma para darse a los demás; tenía gran caridad, amaba y ayudaba a todos por igual; era servicial, atendía a José y a Jesús con amor; vivía con alegría; era paciente con su familia; sabía aceptar la voluntad de Dios en su vida.

maria hermosaVivir una devoción real y verdadera a María.

Se trata de que nos esforcemos por vivir como hijos suyos. Esto significa:

  1. Mirar a María como a una madre: platicarle todo lo que nos pasa: lo bueno y lo malo. Saber acudir a ella en todo momento.
  2. Demostrarle nuestro cariño: hacer lo que ella espera de nosotros y recordarla a lo largo del día.
  3. Confiar plenamente en ella: todas las gracias que Jesús nos da, pasan por las manos de María, y es ella quien intercede ante su Hijo por nuestras dificultades.
  4. Imitar sus virtudes: esta es la mejor manera de demostrarle nuestro amor.
  • Rezar en familia las oraciones especialmente dedicadas a María.

La Iglesia nos ofrece bellas oraciones como la del Ángelus (que se acostumbra a rezar a mediodía), el Regina Coeli, la Consagración a la Virgen María  y el Santo Rosario.

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, Buenas Lecturas que Valen la Pena, fe, Imagenes, Virgen María

Mayo: mes de la Virgen María

 

virgen de coromoto bandera

Mayo es el mes de las flores, de la primavera. Muchas familias esperan este mes para celebrar la fiesta por la recepción de algún sacramento de un familiar. También, Mayo es el mes en el que todos recuerdan a su mamá (el famoso 10 de Mayo) y las flores son el regalo más frecuente de los hijos para agasajar a quien les dio la vida.
Por otro lado, todos sab

en que este mes es el ideal para estar al aire libre, rodeado de la belleza natural de nuestros campos. Precisamente por esto, porque todo lo que nos rodea nos debe recordar a nuestro Creador, este mes se lo dedicamos a la más delicada de todas sus creaturas: la santísima Virgen María, alma delicada que ofreció su vida al cuidado y servicio de Jesucristo, nuestro redento

r. 
Celebremos, invitando a nuestras fiestas a María, nuestra dulce madre del Cielo.

rosas-brillantes (1)

¿Qué se acostumbra hacer este mes?

  • Ofrecimiento de flores a la Virgen.

Este es el mejor regalo que podemos hacerle a la Virgen. Regalar flores es una manera que tenemos las personas para decirle a alguien que la queremos mucho. A la Virgen le gusta que le llevemos flores y, también, si se puede, le podemos cantar sus canciones Para dar mayor solemnidad al Ofrecimiento, los niños pueden ir vestidos de blanco, símbolo de pureza.

  • Reflexionar en los principales misterios de la vida de María.

Reflexionar implica hacer un esfuerzo con la mente, la imaginación y, también, con el corazón, para profundizar en las virtudes que la Virgen vivió a lo largo de su vida. Podemos meditar en cómo María se comportó, por ejemplo, durante:

-La Anunciación

-la Visita a su prima Isabel
-El Nacimiento de Cristo.
-La Presentación del Niño Jesús en el Templo.
-El Niño Jesús Perdido y Hallado en el Templo.
-las Bodas de Caná
-María al pie de la cruz.

  • Recordar las apariciones de la Virgen.

En Fátima, Portugal; en Lourdes, Francia y en el Tepeyac, México  (La Guadalupe),Nuestra Señora de Coromoto en Venezuel,  la Virgen entrega diversos mensajes, todos relacionados con el amor que Ella nos tiene a nosotros, sus hijos.

apariciones

Estándar
ACTUALIDAD CATÓLICA EN EL MUNDO, actualidad venezolana, catolicos en el mundo, comunicados del CNL, consejo nacional de laicos de venezuela

COMUNICADO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS DE VENEZUELA ANTE LA CRISIS DEL PAIS

logo cnl

COMUNICADO ANTE LA GRAVE CRÍSIS DEL PAÍS

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, como organismo de representación y servicio de  los laicos, cuya función primordial es la animación de la sociedad según los principios humanos y cristianos del Evangelio, consciente de la conflictiva situación que atraviesa nuestro país, se dirige a la opinión pública venezolana para señalar lo siguiente:

  1.  Hacemos nuestra la opinión de la Conferencia Episcopal Venezolana en el sentido de que “Las elecciones del pasado domingo 14 de Abril han sido una contundente manifestación de la voluntad de nuestro pueblo de mantener la vigencia del sistema democrático, tanto en la escogencia de sus autoridades como en la forma de dirimir sus diferencias políticas.”
  2. El proceso electoral, sin embargo, no ha guardado correspondencia con los criterios internacionales de elecciones libres y democráticas, y ha estado marcado por numerosas irregularidades.
  3. Vistos los estrechos resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral, consideramos que la auditoria del 100% de los votos, aceptada por ambas partes en contienda, es la solución política idónea a la crisis actual y daría tranquilidad y certeza a la ciudadanía.
  4. El derecho de los ciudadanos a la protesta justa y pacífica está siendo conculcado por grupos armados que circulan y actúan libremente. Adicionalmente, rechazamos las represalias y persecuciones realizadas por el gobierno contra opositores y supuestos disidentes en flagrante violación de los Derechos Humanos.
  5. Deploramos la actitud excluyente, antidemocrática y autoritaria asumida por el Presidente de la Asamblea Nacional, siendo ésta el lugar privilegiado para el diálogo y la búsqueda de soluciones políticas, especialmente en situaciones de crisis como la actual.

El país no puede marchar dividido. Está en juego, en efecto, la gobernabilidad, la paz y la supervivencia misma de la República. En tal sentido, urgimos a los principales responsables de la conducción del país a encontrarse y buscar acuerdos relativos a los asuntos fundamentales de la Patria.

Exhortamos a aceptar el ofrecimiento de la Conferencia Episcopal Venezolana como facilitadora del diálogo.

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, invita a todos los venezolanos a invocar la bendición de Dios sobre nuestro país.

 

En Caracas, a los 18 días del mes de abril del 2013

Estándar