normamccorvey6

El conocido caso Roe v. Wade se aprobó en EUU a principios de 1970, cuando Norma alegó ante la corte de justicia -presionada por quienes buscaban un caso para legaliza el aborto-, haber sido violada por un grupo de hombres y haberse quedado embarazada.

El pasado sábado 18 de febrero falleció Norma McCorvey, la mujer que fue utilizada como un peón por quienes buscaban un caso para legalizar el aborto. Se trata del conocido caso Roe v. Wade, que se aprobó a principios de 1970 en Estados Unidos, cuando Norma alegó ante la corte de justicia el haber sido violada por un grupo de hombres y haberse quedado embarazada. Desde entonces, se han cometido alrededor de 50 millones de abortos en el país.

McCorvey, quien ha fallecido a los 69 años de insuficiencia cardíaca, fue “utilizada” por las abogadas Linda Coffee y Sarah Weddington, recién graduadas de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas, presentaron una demanda en representación de Norma McCorvey, bajo el seudónimo de “Jane Roe”, una mujer que quería abortar y afirmaba que su embarazo se había producido después de una violación.

Sin embargo, años después, una arrepentida Norma McCorvey reconoció que parte de su declaración no era verdad y denunció haber sido utilizada como un peón por quienes buscaban un caso para legalizar el aborto. En junio de 2003 presentó una demanda en el estado de Dallas para que se revisara el fallo asegurando que, además de haber sido todo una farsa, existían “testimonios que comprueban que el aborto daña a las mujeres”, pero la demanda fue denegada.

En el año 2007, explicó en una entrevista concedida al semanario Alba que todavía seguía “sufriendo la manipulación de las feministas que la usaron en 1973” y que si las mujeres conocieran la verdadera cara del aborto, “jamás considerarían someterse a él”.

En diversas entrevistas y declaraciones públicas a lo largo de estos años, McCorvey ha admitido que nunca tuvo un aborto y que el embarazo no había sido producto de una violación, sino que el padre de su hijo -que fue dado en adopción-, era alguien a quien conocía y quería.

En los últimos años, McCorvey se convirtió en miembro del movimiento pro-vida estadounidense y luchó por defender el derecho a la vida de los no nacidos.

Cuando se cumplió el cuarenta aniversario de Roe v. Wade, McCorvey explicó en un vídeo: “En 1973 yo estaba muy confundida y luché por conseguir un aborto legal, pero la verdad es que tengo tres hijas y nunca he tenido un aborto. Sin embargo, al conocer a Dios, me di cuenta que mi caso, el cual legalizó el aborto, fue el error más grande de mi vida. Ahora estoy dedicado a la difusión de la verdad sobre la preservación de la dignidad de toda vida humana desde la concepción natural hasta la muerte natural”. https://youtu.be/zlDJzatYoH8

 

La Gta., 2017

Anuncios